Retenciones: Alberto Fernández tendría definidas las nuevas alícuotas

Según ha trascendido, los técnicos del nuevo Gobierno trabajan sobre la base de derechos de exportación de 35% para la soja, 20% para trigo y 15% para maíz. Eso le permitiría al Fisco un ingreso adicional de u$s 2.000 millones. Pero también analiza disminuirlos o incrementarlos de manera transitoria según las necesidades fiscales.

RETENCIONES

Todavía no está todo dicho, pero las noticias trascienden y cuando faltan poco más de diez días para que asuma el nuevo Presidente, los grupos de colaboradores trabajan en los detalles de las primeras medidas económicas que serán anunciadas próximamente, entre ellas las retenciones al campo.

Nota relacionada: Se viene el aumento para las retenciones al campo

Uno de esos grupos del entorno de Alberto Fernández estaría dedicado a ver de qué manera pueden reforzar los ingresos fiscales para el año 2020 que no se presenta nada fácil, con vencimientos de deudas y negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

Entre esas medidas para hacer caja –y tal como ya se viene previendo- el alza de los derechos de exportación para productos agropecuarios, ocupa el primer lugar.

Un ingreso extra de u$s 2000 millones

Se dice que no se aplicaría más el valor fijo de $ 4 por dólar exportado, implementado en septiembre de 2018, que quedó “licuado” por la fuerte depreciación del peso producido con posterioridad a las PASO.

Se dice que el proyecto que tiene mayores probabilidades de aplicación es el que establece alícuotas del 35% para el complejo sojero; 20% para el trigo y 15% para el maíz. Ese incremento le significaría al Fisco un ingreso adicional de unos u$s 2000 millones.

Los números “reales”

Se debe recordar que actualmente los derechos de exportación sobre la soja están compuestos por una fórmula que contiene dos componentes: uno variable (18% del precio) y uno cuasi fijo (12% adicional, pero que no puede superar los $ 4 o $ 3 por dólar exportado). Considerando un tipo de cambio de $ 60 por dólar, implicaría una alícuota efectiva del 24,67% aproximadamente.

Nota relacionada: Por posible aumento de retenciones, crecen las operaciones de futuros y opciones

En el caso del trigo y el maíz, a partir de 2018, la alícuota fija efectiva representa aproximadamente el 6,67%, correspondiendo atribuirle las mismas consideraciones que al 12% referido a la soja.

Si efectivamente se retoma un esquema de alícuotas porcentuales sin limitaciones en precios, las alícuotas mencionadas como probables de 35% para la soja, en la realidad significaría un incremento de 9,5% aproximadamente).

En el caso del trigo, una alícuota de 20% representaría un aumento de 13,5% y alícuota de 15% en maíz, equivaldría a un incremento de 8,5%, en números redondos.

¿Retenciones “a medida”?

Según publica El Economista, el entorno económico de Fernández también estudia que el Estado pueda disminuir o incrementar de manera transitoria las retenciones a los distintos productos, de acuerdo a las necesidades fiscales de un momento cierto.

Nota relacionada: Maíz nuevo, las compras alcanzan el nivel más alto de su historia

Esa facultad podría aplicarse, por caso, ante la necesidad de apurar ingreso de divisas o si escasea un determinado cultivo, como puede ser el trigo hacia los finales de campaña o el maíz, un insumo indispensable para alimento animal.

Esa “ventana de oportunidad” podría abrirse también “para facilitar una liquidación fuerte en los primeros meses de Gobierno”, algo que los agroexportadores “sugirieron” en contactos informales con el equipo de Alberto Fernández.

Es que, si bien es cierto que productores y exportadores aceleraron ventas por casi 30 millones de toneladas de la campaña nueva para cubrirse de un cambio en las retenciones, todavía tienen en su poder unos 26 millones de toneladas de los principales cultivos argentinos por unos u$s 7000 millones.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí