Productos biológicos para proteger la semilla en forma sustentable y con beneficios productivos

La aplicación de productos biológicos para la protección de semillas, es una tecnología ecológicamente segura, que permite una agricultura sustentable con mejores rendimientos, como alternativa al curado químico tradicional previo a la siembra.

La campaña pasada hubo muy buena disponibilidad y calidad de semillas, con adecuado Poder Germinativo (PG) para los cultivos estivales. Como la temporada fue climáticamente favorable, para este año los especialistas indican que tampoco habrá problemas de simientes.

Pero cuando se busca maximizar el potencial de rendimiento de los cultivos, la semilla debe ir acompañada por productos que la protejan de patógenos, antes y luego de la siembra. Pero si es una protección biológica, mejor.   

Marcelo Méndez, director de investigación y desarrollo de productos biológicos de Induagro, en diálogo con El ABC Rural se refirió a la aplicación de productos biológicos para la protección de semillas.

“Se trata de una tecnología ecológicamente segura, que permite una agricultura sustentable, como alternativa al curado químico tradicional previo a la siembra, para el control de hongos y patógenos de suelo”, informó. “Además, también ejerce muchos efectos benéficos que promueven el crecimiento vegetal y mejora los rendimientos de los cultivos”, subrayó.

Múltiples beneficios en forma sustentable

En ese sentido, Méndez explicó que “la protección de la semilla está dada porque el producto biológico produce una gran cantidad de moléculas anti fúngicas que controla los patógenos del suelo”.

Marcelo Méndez, director de investigación y desarrollo de productos biológicos de Induagro,

En tanto, indicó que “la promoción de crecimiento se da porque puede colonizar la rizoesfera de la planta en el caso de la soja, protegerla, tomar más nutrientes del suelo, estimulando el sistema de defensa, haciéndola más resistente a agresores y al ambiente. También produce fitohormonas que estimulan el crecimiento, mejorando los rendimientos obtenidos entre un 5 y 10%, según el cultivar utilizado, porque se obtienen cultivos más saludables y productivos”.

Asimismo, el entrevistado destacó que todos estos beneficios se logran sin impacto en la microflora del suelo e incluso, al poder conservarla, el cultivo posterior se comporta mejor. “También se obtiene mayor tamaño y peso de semilla y si queda remanente puede pasar a consumo, ya que estamos utilizando un producto biológico y no un químico, sin que tenga rechazo en la industria”, afirmó.

Manejo convencional

  • ¿Cómo es el manejo previo a la siembra?
  • Como el de cualquier otro fungicida químico tradicional para el curado de la semilla, ya que solo se estaría reemplazando una tecnología química tradicional por una biológica y sustentable.
  • ¿El tratamiento se puede realizar a campo o en la industria?
  • Puede realizarse tanto a campo por el productor, o bien por el semillero en forma profesional, al igual que en el caso del tratamiento químico.
  • ¿Cómo evalúa su costo-beneficio?
  • El costo de aplicación es igual o muy similar al tratamiento químico convencional, y los beneficios son mayor rendimiento y sustentabilidad productiva, por lo que el retorno económico siempre es positivo. Por más que se obtenga el mismo rendimiento, estamos utilizando una tecnología limpia y segura.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí