Preocupación por una nueva gripe porcina china

Se trata de una nueva cepa con potencial para contagiar a seres humanos. Desde el INTA, Jorge Brunori llamó a no alarmarse. La OMS viajará a China para investigarla.

Granja china de porcinos. (Foto EFE)

En medio de la pandemia por coronavirus que por estos días azota a buena parte de la Humanidad, trascendió esta semana una noticia que provocó inmediata preocupación.

Un grupo de científicos chinos anunció la existencia de una nueva cepa de gripe porcina que tiene potencial para contagiar al ser humano.

La enfermedad, que los investigadores llamaron virus G4, desciende genéticamente de la gripe porcina H1N1 que causó una pandemia global en 2009.

El virus fue detectado a partir de la toma de 30 mil hisopados nasales a cerdos, en mataderos de 10 provincias chinas y en un hospital veterinario entre 2011 y 2018.

Los científicos dieron a conocer la existencia del nuevo virus de China en una publicación en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Posibilidad de réplica en humanos

Los investigadores comprobaron en el laboratorio que el nuevo virus se podría replicar en las células epiteliales de las vías respiratorias humanas.

Aunque creen que la transmisión entre personas no es muy probable, si llegase a suceder, tomaría a la población sin inmunidad respecto a algunos de sus elementos, por ejemplo, genes de los virus de la gripe aviar.

Además, por los experimentos realizados con otros modelos animales, prevén que G4 causaría una patología muy infecciosa y con síntomas graves.

Pruebas en laboratorio

Los investigadores comprobaron en el laboratorio que el nuevo virus se podía replicar en las células epiteliales de las vías respiratorias humanas.

La viróloga experta en gripe porcina María Montoya González, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Inmunología (SEI) explicó que “los virus de la gripe se recombinan, mutan y cambian muchísimo más que el de la pandemia actual de coronavirus”.

En definitiva, este tipo de virus varía enormemente y cuando esto ocurre en cerdos “tienen la posibilidad de infectar a humanos, pero no siempre ocurre”.

Kin-Chow Chang, un científico que investiga en la Universidad de Nottingham en el Reino Unido, precisó que “si bien este nuevo virus no es un problema inmediato, no debemos ignorarlo”, explicó.

“En este momento estamos distraídos con el coronavirus y con razón. Pero no debemos perder de vista los nuevos virus potencialmente peligrosos”.

Brunori: “No hay que alarmarse”

Jorge Brunori, coordinador del programa de porcinos del INTA, aportó tranquilidad y dejó ideas claras, como médico veterinario, sobre aspectos sanitarios.

En declaraciones a Infocampo dijo que “es cierto que las influenzas, por un lado, y los coronavirus, como el Covid-19, por otro, son todas enfermedades respiratorias que afectan al humano, pero que difieren mucho en su letalidad y mortalidad.

“Asimismo –dijo- este nuevo virus, identificado como G4 y similar a la gripe porcina detectada hace once años, es un primer paso que dan los científicos chinos. No hay que alarmarse, sobre todo, bajo un contexto de pandemia”, aclaró.

Brunori también presentó las diferencias entre las influenzas (gripe aviar y porcinas) y el Covid-19. “Los coronavirus tienen mucha contagiosidad y menor letalidad y mortabilidad. Las influenzas tienen menor contagiosidad y son más letales y mortales”, dijo.

La OMS en alerta

A más de seis meses del surgimiento del coronavirus en la ciudad china de Wuhan, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que enviará un equipo de especialistas para investigar el origen del brote. El mismo además intentará obtener datos sobre una posible nueva amenaza.

Desde principios de mayo, la OMS presionaba a China para que invitara a sus expertos a investigar el origen del nuevo coronavirus, en medio de varias polémicas que por un lado señalan las costumbres del gigante asiático de consumir animales salvajes y por otro lo denuncian porque -como Estados Unidos- creen en la posibilidad de que el brote se haya originado en un laboratorio del Partido Comunista.

Fuentes: El Confidencial (España), Infocampo, La Nación

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí