“Preocupa que el Gobierno no nos comunique las decisiones”, dice Miguel Cané de Argentrigo

Miembro de las cuatro cadenas, Miguel Cané, titular de Argentrigo, se mostró sorprendido por la decisión unilateral del Gobierno de suspender las exportaciones de maíz. "Nos enteramos de una resolución oficial por los medios, cuando de antemano tuvimos mucho diálogo con el sector público y hasta integramos en Concejo Agroindustrial Argentino ", reaccionó.

Miguel Cané
Miguel Cané, presidente de Argentrigo.

El Gobierno suspendió las exportaciones de maíz hasta el 1 de marzo y hubo reacciones en todos los frentes del sector agropecuario. Fue luego de una publicación detallada en el Boletín Oficial, donde el ministerio de Agricultura de la Nación anunció un impasse en la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el maíz. En ese sentido, Miguel Cané, presidente de Argentrigo, entidad miembro de las cuatro cadenas agroalimentarias, en diálogo con El ABC Rural se mostró sorprendido por la decisión del Ejecutivo que no fue comunicada con antelación.

“Finalizamos un año muy particular, que implicó grandes desafíos y esfuerzos para todos los argentinos”, sostuvo el entrevistado. Además mencionó: “Medidas como estas, afectan al crecimiento del país y de la agroindustria como generadora de divisas, exportaciones y empleo”.

Por ello, Cané manifestó que tomar decisiones sin dialogar con los actores principales que son los productores, “erosionan fuertemente la confianza” y conducen a que inmediatamente “se retraigan las inversiones”.

“El diálogo debe ser permanente”

Hasta los últimos días de 2020, las cuatro cadenas habían mantenido un diálogo fluido con el Gobierno, pero nunca desde el Estado se le habría planteado esta situación, según explican los referentes institucionales de la agroindustria.

“Formamos parte del Consejo Agroindustrial Argentino y aportamos nuestro conocimiento, intercambiando ideas y hasta pensando en elaborar leyes para proteger los mercados. Sin embargo, por afuera de este diálogo fructífero que tuvimos con funcionarios, fue por los medios que nos informamos de esta medida”, indicó con disgusto el titular de Argentrigo.

Si bien reconoce que las situación del país no es la mejor, comprende que el Gobierno “no debe repetir viejas recetas” que no funcionan. “Si nos juntamos podemos buscar alternativas de trabajo. No debe haber una imposición, hay que generar ideas y dialogar permanentemente”, destacó.

Fortalecer el sector

Sin duda, es fundamental contar con previsibilidad para poder pensar en el largo plazo, con un horizonte claro, conociendo las reglas de juego. Este es el camino para continuar creciendo y fortaleciendo la economía de nuestro país. Con el trabajo conjunto y mancomunado de todos los sectores basados en el diálogo y la confianza.

Miguel Cané

“El año pasado también se hablaba de un cierre a las exportaciones de trigo, lo que produjo que muchas ventas del cereal se adelantaran. Nos preocupa que sean temas recurrentes de este Gobierno”, dijo Cané.

En esa oportunidad, la intención del Gobierno de cerrar las exportaciones de trigo pudo ser abortada gracias al diálogo sincero de la cadena con los funcionarios, quienes entendieron que no era la mejor opción. Sin embargo, no ocurrió lo mismo ahora, ya que nadie le informó a los dirigentes sobre la medida.

“Dentro del Consejo Agroindustrial Argentino esta determinación es tomada como una amenaza, debido a que la intención de este órgano es elaborar una Ley a mediano plazo que tenga que ver con la producción y exportación de productos agropecuarios”, estimó el entrevistado.

“Están atentando la credibilidad”

Como ocurriera con el Gobierno de Cristina Kirchner, las intervenciones en los mercados derivaron en serias complicaciones, no solamente para el sector sino también al país, que quedó alejado de la demanda internacional.

“Esta medida no tendrá un impacto en los precios pero sí enrarece el mercado y el ánimo en los productores”, sostiene el dirigente. Además, mencionó que el saldo que queda de la gran cosecha pasada de maíz “es muy importante, con lo cual el pretexto de que está en riesgo el abastecimiento interno es falso”.

Asimismo, Cané mencionó que genera desconfianza hacia el futuro. “Si recibís un baldazo de agua fría como este no te dan ganas de invertir, ni de tener una mirada pro-activa hacia el futuro, indicó.

En ese sentido dijo que la Argentina debe aprovechar que puede contar con un sector que está “entero y pujante” para ayudar a sacar al país adelante. “No debe hacer lo contrario, que es maltratarlo”, concluyó.