Pergamino ya tiene quien reciba los envases vacíos de fitosanitarios

La firma Sofeva Soluciones SAS será la encargada del almacenamiento transitorio de todos los envases vacíos de productos fitosanitarios. Luego de la puesta en vigencia de la ley nacional 27.279, los productores de la zona de Pergamino podrán cumplir esta norma en el Parque Industrial de esta ciudad bonaerense.

envases vacíos
El Centro de Almacenamiento Transitorio (CAT) para recibir envases de agroquìmicos, funcionará en el Parque Industrial de Pergamino en los próximos días. El depósito no tiene costo para el productor, quien los deberá llevar con el triple lavado hecho.

Hasta hoy, el Centro de Almacenamiento Transitorio (CAT) más cercano para que los productores de Pergamino y su región lleven sus envases vacíos de productos fitosanitarios, se encontraba en la ciudad de Junín o en todo caso en Chacabuco.

Sin embargo, luego de varias idas y venidas, y a casi 20 meses de la puesta en vigencia la ley de presupuestos mínimos, habrá una solución a nivel local para esta práctica obligatoria.

La norma obliga a los productores a devolver los envases vacíos utilizados en la campaña y la firma Sofeva Soluciones SAS será la encargada del almacenamiento en Pergamino, debido a que ya cuenta con la autorización del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

El centro, que es monitoreado por la Fundación CampoLimpio, está ubicado en el Parque Industrial de Pergamino y comenzará a funcionar en estos días.

La ley tiene por objetivos asegurar que esos envases no sean empleados en usos que puedan implicar riesgos para la salud humana o el ambiente.

Además, permite mejorar la eficiencia de la gestión y dinamizar el procedimiento administrativo para el registro y autorización de comercializadores, usuarios, operadores y aplicadores.

El sistema de gestión integral de envases vacíos de fitosanitarios se articula en tres etapas:

La primera involucra el pasaje del envase vacío del usuario/productor/aplicador al CAT.

Estas son instalaciones utilizadas para recepcionar, acopiar y derivar los envases vacíos para su disposición final.

“La Ley le asigna responsabilidades a cada uno de los engranajes del mecanismo del manejo de fitosanitarios”, expresó a El ABC Rural, la titular de Sofeva Soluciones SAS, María del Carmen Moisés.

“El bidón es del registrante”

La Fundación CampoLimpio agrupa a 100 fabricantes e importadores de productos fitosanitarios, quienes son los verdaderos dueños de los bidones.

“La función de un CAT es darle un lugar seguro a los productores donde resguardar los bidones vacíos de los registrantes (de las empresas). Es decir, un sitio que contempla todas las normas de seguridad para que cualquier residuo que contengan estos recipientes sea contenido de manera sustentable”, explicó la entrevistada.

Cuando el productor devuelve los envases, el sistema le entrega un certificado de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) que le permitirá adquirir productos en la campaña siguiente. De lo contrario, los distribuidores de insumos están facultados para reclamarlos.

“Su obligación es entregar en el CAT el bidón con el triple lavado hecho y la perforación realizada dentro del año que adquirió el producto”, destacó Moisés en referencia al productor, indicando que éste “recibirá un certificado por la cantidad de envases que llevó, por lo que ya estará en regla”.

Por otra parte, existe un sistema digital de trazabilidad de bidones, propuesto por la Fundación Campo Limpio, que está en etapa de aprobación en distintos organismos del Estado nacional, el que empezará a probarse en un centro del sur de la provincia de Buenos Aires.

“El productor debe exigir al aplicador el triple lavado”

Como la recepción en estos centros es solo de envases limpios, es necesario que los productores le exijan a los aplicadores que realicen el triple lavado al pie de la máquina para evitar contaminación extra en el ambiente.

“Es facultad del productor exigirle a los aplicadores que hagan esta buena práctica agrícola para luego traer el recipiente limpio para que lo almacenemos”, continuó.

El registrante vende su producto a través de agronomías, distribuidores o cooperativas y, a partir de allí, la responsabilidad de esa cadena comercial es difundir en los productores y/o aplicadores el triple lavado y el perforado inmediatamente luego de la utilización.

El productor es el responsable de tomar ese bidón vacío, que es propiedad del registrante, y acercarlo al CAT más próximo para obtener el certificado de buenas prácticas agrícolas (BPA).

Envases vacíos
El fabricante vende su producto a través de distribuidores y, a partir de allí, la responsabilidad de esa cadena comercial es difundir el triple lavado y el perforado inmediatamente luego de la utilización.

“Hay ilegalidad en muchas prácticas”

A pesar de la existencia de esta metodología amparada por la Ley, existen productores que por desconocimiento o impericia, venden los envases a un tercero, ingresando en una meseta de ilegalidad consecuente.

“Si partimos de la base que los bidones no son de los productores, comercializarlos es un delito. Pero se agrava más cuando el comprador lo utiliza para fines peligrosos”, insinuó la titular del CAT de Pergamino.

Además, hay modelos donde los envases quedan desparramados en el campo, cursos de agua y hasta hubo lamentables ejemplos de quema o enterrado.

“Es el momento de reafirmar las buenas prácticas agroecológicas también con el tratamiento de envases. Una oportunidad de generar más confianza en la sociedad”, indicó Moisés.

La entrevistada anunció que el CAT abrirá sus puertas los días jueves de 9 a 19 horas, es decir un solo día a la semana por el momento, para que los productores acerquen sus envases vacíos y con el triple lavado ya hecho.

NOTAS RELACIONADAS: CampoLimpio hace su presentación en Argentina

Mirá el video

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí