Para el INTA, el sector porcino crece en mercados y producción

Luego de alcanzar un nuevo récord en exportaciones durante 2020 y aumentar la demanda interna, el sector porcino persiste con una tasa de crecimiento anual del 8 % desde hace una década. “Los principales desafíos del sector, para cumplir con los objetivos previstos para la próxima década", asegura el experto Jorge Brunori. El especialista prepara una nueva edición de Fericerdo virtual.

sector porcino
Los principales desafíos del sector, para cumplir con los objetivos previstos para la próxima década, están en mejorar la eficiencia integral del sistema, aumentar la escala de producción y mejorar la gestión.

Después de obtener un récord productivo el año pasado, en los dos primeros meses de 2021, continuó la expansión del sector porcino. Allí la producción de carne de cerdo mostró un aumento de 5,1% en su producción y llegó a más de 100 mil toneladas. Según estimaciones del INTA, el consumo fue de 15,6 kilogramos por habitante por año. Pero lo más importante es que se espera que la tendencia siga aumentando.

“Argentina fue tradicionalmente un país importador de subproductos porcinos debido a que la producción local era insuficiente. En los últimos años, la situación se revirtió, gracias a un fuerte desarrollo y expansión del sector”, resaltó Darío Panichelli, especialista del INTA Marcos Juárez.

Es que durante 2020, la producción fue de 655.000 toneladas de res con hueso. “La expansión sectorial se explica por el aumento de las exportaciones y la mayor demanda interna que viene en un nivel sostenido desde 2009”, agregó Panichelli. Además, entre las ventajas se encuentran la posibilidad de agregado de valor en origen y de diversificar la producción agropecuaria.

Desafíos para el sector

“Los principales desafíos del sector porcino, para cumplir con los objetivos previstos para la próxima década, están en mejorar la eficiencia integral del sistema, aumentar la escala de producción y mejorar la gestión”, indicó Jorge Brunori, especialista en producción porcina del INTA Marcos Juárez.

En ese marco, ya piensa en la realización del la jornada Fericerdo virtual. Ocurre que debido a las limitaciones a la presencialidad impuestas por la pandemia, esa Experimental postergó la realización del tradicional encuentro. El mismo se realiza cada año desde 1998 y en el que confluyen productores, profesionales, estudiantes, laboratorios y empresas proveedoras.

“En esta ocasión se busca recuperar el rubro de capacitación mediante mesas con referentes de relevancia en los aspectos nutrición y alimentación porcina, mercados y producción, bienestar animal y sanidad, mencionó Panichelli. De esta manera, se espera hacer un aporte al conocimiento y una actualización de la situación actual de la producción porcina nacional.

Bienestar animal

“Es la primera vez que incluimos un módulo específico de bienestar animal porque vimos que hay una demanda social creciente”, explicó Mariano Lattanzi, especialista de la unidad organizadora de Fericerdo.

A su vez, añadió que harán un panorama de las normativas y regulaciones, las formas de medir e incorporar mejoras en pequeñas y medianas producciones, y por último, hay una presentación sobre ética profesional.

La jornada virtual es libre y gratuita, sin inscripción previa. Se desarrollará el 28 y 29 de septiembre por el canal de YouTube del INTA Marcos Juárez.

Más de 40 años de experiencia

Una de las alternativas, impulsadas por el INTA, son los sistemas de pequeña y mediana escala a campo o mixtos ya que posibilitan una baja inversión inicial. Posibilita un mejor aprovechamiento de los recursos naturales y de las capacidades sociales, mejora la eficiencia productiva y permite planificar empresas mixtas con agregado de valor en el sector porcino.

Desde el INTA Marcos Juárez se desarrolló un sistema de confinamiento adaptado que trabaja con un plantel de hasta 150 madres como estrategia de diversificación e incorpora un área para producción agrícola.

A su vez, capacitan a extensionistas, profesionales, estudiantes y productores sobre estrategias integrales de manejo. También sobre alimentación y nutrición, características básicas de alojamientos, medidas de bioseguridad y herramientas de gestión.

El ABC Rural