Panorama porcino alentador orientado hacia una porcinocultura de precisión

Como se trata de una actividad en expansión que atraviesa un momento difícil y se viene un panorama porcino muy exigente, para poder sostener el crecimiento de los mercados internos y externos, necesita más eficiencia, escala e inversión.

panorama porcino
El sector porcino siempre movilizó la economía de las pequeñas comunidades rurales, ya que es una actividad realizada sobre todo por pequeños y medianos productores. (Foto: Asoc. Productores de Porcinos - Renzo Gallusi).

“Hoy el sector de la producción de cerdos, dentro de la mesa cárnica argentina tiene grandes posibilidades de seguir creciendo y consolidarse, por lo que el panorama porcino sería alentador”, expresó Jorge Brunori, técnico del INTA Marcos Juárez, Córdoba, en diálogo con El ABC Rural, en el marco de V Jornada de Producción Animal, realizada hace pocos días en el INTA Pergamino, Buenos Aires.

El especialista y referente de la producción nacional de cerdos, brindó un completo panorama de ese sector, haciendo hincapié en la actualidad, las perspectivas y los desafíos de una actividad que siempre movilizó la economía de las pequeñas comunidades rurales, ya que es una actividad realizada sobre todo por pequeños y medianos productores.

panorama porcino
Jorge Brunori, técnico del INTA Marcos Juárez, Córdoba.

Como las perspectivas son de un escenario muy exigente para el sostenimiento y desarrollo de los mercados internos y externos, Brunori bregó por una porcinocultura de precisión, con mayor eficiencia, escala e inversión.

Actividad en expansión que atraviesa un momento difícil

“Hoy la producción de carne de cerdo se expandió a todo el país, porque ya no se limita a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Entre Ríos, sino que entre el NEA y NOA ya se concentra el 30% del stock nacional, mientras que también hubo un gran crecimiento en Cuyo y la Patagonia”, informó el entrevistado.

“Esto permite darle valor agregado a la producción primaria de granos, siendo una gran oportunidad para generar trabajo y arraigo rural, sobre todo para estas regiones más alejadas de los puertos y marginales para la agricultura, donde los fletes inciden mucho”, destacó.

Pero el especialista, lamentó que se esté atravesando “momentos de incertidumbre, con un precio del dólar muy volátil”.

En ese sentido, explicó que “como los productos de cerdo se venden en el mercado interno en pesos, pero los costos de los insumos son en dólares, cada vez que hay una devaluación se produce un importante aumento de los costos de producción y una baja en el poder adquisitivo de los consumidores que provoca una crisis generalizada en el sector porcino”.

Mercado interno y externo, pilares de un futuro optimista

Acerca de la actualidad del consumo interno, Brunori señaló que “es creciente, ya que nuestro país estará cerrando este año un consumo de 16 kilos por habitante, aunque las estimaciones para los próximos seis o siete años indican que será de entre 22 y 25 kilos”.

Sobre el mercado de exportación, dijo que “recién comenzó a desarrollarse en los últimos cinco años, pasando de 5.000 a 30.000 toneladas, y solo destinamos el 4% de nuestra producción al mercado externo”.

Sin embargo, el especialista, afirmó que “potencialmente el mercado externo se puede desarrollar muy bien, ya que tenemos un gran volumen de granos y estatus sanitario para poder lograrlo”.

En ese sentido, remarcó que “el mercado interno y externo son los dos pilares fundamentales donde se sostiene un optimismo generalizado para el futuro de la actividad porcina”.

“Lograr más eficiencia, escala e inversión”

 -¿Qué falta para que el productor piense más en la exportación?

Una vez que se clarifique la incertidumbre macroeconómica, sin dudas seguiremos por el camino de la exportación. Pero el panorama porcino que viene será muy exigente, de rentabilidades ajustadas y costos crecientes.

Por eso tenemos que ser cada vez más eficientes, algo en lo que se viene trabajando, aunque todavía falta mucho para poder ser un país realmente eficiente.

Estamos vendiendo 20 capones por madre por año, cuando nuestra meta tendría que superar los 24 capones. Hay que trabajar mucho en gestión y profesionalización de la actividad, en una porcinocultura de precisión y luego en la búsqueda de la escala.

-¿El asociativismo es fundamental?

Sí, porque el 94% de nuestros productores de cerdos son pequeños y medianos, y en muchos casos no trabajan en procesos asociativos. Pero vía inversión y proceso asociativo, tenemos que buscar la escala para poder seguir sosteniendo el mercado interno e insertarnos más en el externo.

De todas maneras, Brunori, consideró que “los pequeños y medianos productores son un estrato muy importante de la producción porcina, y sería una lástima que la actividad sufra un proceso de concentración como sucedió en otros rubros”.

Por eso, sobre el panorama porcino, opinó que “tiene que seguir una cadena de eficiencia como objetivo fundamental para apuntar a los mercados interno y externo, siempre en convivencia con las grandes empresas”.

panorama porcino
Argentina está vendiendo 20 capones por madre por año, cuando la meta tendría que superar los 24 capones. Por eso hay que trabajar mucho en gestión y profesionalización de la actividad.

 Crecimiento de procesos asociativos, productores y empresas

 -Además de cierres de establecimientos, ¿hubo apertura de nuevos emprendimientos?

En los últimos cuatro años muchos pequeños productores cerraron, sobre todo debido a los procesos devaluatorios por el gran aumento de los costos de producción.

Pero es verdad que también, no sólo hubo nuevas inversiones de grandes empresas, si no que muchos productores fueron creciendo, pasando de ser pequeños a medianos, algo que siempre genera gran satisfacción en el sector, porque significa más inversión y crecimiento.

 -¿Qué ejemplos pueden mencionarse?

Están creciendo mucho los procesos asociativos tipo clúster. En Oncativo, Córdoba, ya se consolidó un importante clúster. Otro está en desarrollo en Monte Buey, también en Córdoba, con la participación de productores, la Municipalidad y diversas instituciones, que hoy está comenzando con 3.000 madres y espera contar con 12.000.

Además hay muchos criaderos individuales que pasaron de tener 150 ó 200 madres, a 400 ó 500 madres, sumado a grandes empresas que están creciendo en su volumen de producción.

 -¿Podría haber inversiones externas?

Sí, sin dudas que para los próximos años habrá radicaciones de empresas internacionales.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí