Oruga bolillera: presencia en el norte bonaerense, pero no para alarmarse

Así lo consideró el área de entomología del INTA Pergamino, quien dio a conocer la real situación actual de la oruga bolillera en la zona. En diciembre sí es muy probable una mayor presencia de la segunda generación de la plaga en soja de segunda.

El INTA Pergamino reconoció la presencia de oruga bolillera, pero llevó tranquilidad al sector productivo, ya que en general la población no reviste por el momento importancia como para su control.

A fines de la tercera semana de noviembre hubo comentarios del sector privado sobre la presencia de oruga bolillera (Helicoverpa gelotopoeon),en lotes de soja de primera del norte de la provincia de Buenos Aires.

Por lo tanto, El ABC Rural consultó al ingeniero agrónomo Mariano Luna, entomólogo del INTA Pergamino, para conocer la real situación actual de la plaga.

El especialista si bien reconoció la presencia de la oruga bolillera, llevó tranquilidad al sector productivo, porque afirmó que la población actual en general no reviste por el momento importancia como para controlarla.

Pero no descartó que en algún lote puntual puedan existir mayores poblaciones, por lo que recomendó realizar los monitoreos habituales, los cuales deben intensificarse a partir de diciembre.

“La situación no es generalizada en toda la zona”

“Si bien en el norte bonaerense estamos bajo situación climática de seca, predisponente para la presencia de oruga bolillera, y en algún lote quizás se deba revisar la población, la situación no es generalizada en toda la zona”, indicó Luna.

“Esto se debe a que la población de adultos de la plaga que se capturaron en las trampas de luz a fines de octubre e inicios de noviembre fue baja, por lo que actualmente hay presencia de la plaga, pero no en densidades para realizar una alarma general”, explicó.

Pero el especialista, manifestó que “esta situación no significa que cada productor o asesor recorra su lote y tenga algún problema”.

En diciembre la segunda generación afectará soja de segunda

De todas maneras, el entrevistado, informó que “es muy probable que en diciembre haya mayores densidades de la segunda generación de oruga bolillera, afectando a la soja de segunda, lo que repercutirá en mayor cantidad de controles”.

Esta situación, explicó que “se debe a que la población actual que son larvas en estado 2 y 3, para diciembre esas larvas pasarán a ser adultos, colocarán huevos y es muy probable que coincida con la presencia de soja de segunda”.

Por lo tanto, Luna, recomendó que “siempre hay que realizar monitoreos y no esperar hasta diciembre, porque puede suceder que en tu campo haya mayor presencia de la plaga”.

En ese sentido, destacó que “los más afectados serán los que tuvieron algún lote de leguminosa cerca, como arveja, garbanzo, vicia y otros cultivos de cobertura, ya que son refugio de la plaga”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí