Nuevas tecnologías, una oportunidad para las cooperativas agrarias

Funcionarios, entidades del cooperativismo agrario y empresas participaron de un debate sobre Agtech, la propuesta para combinar las TIC, el trabajo rural y el cuidado del medioambiente. “Las nuevas tecnologías deben acompañar al pequeño y mediano productor, el sector privado invertir, y las cooperativas generar trabajo”, expresó Juan Manuel Rossi, de Fecofe.

Durante la tarde del jueves pasado, 15 de octubre, se desarrolló el evento Nuevas tecnologías: una oportunidad para las cooperativas agrarias, orientado a la integración entre el sector estatal y el privado, y al perfeccionamiento de la tarea cotidiana de los productores.

Los promotores del evento fueron la entidades agropecuarias Fecofe (Federación de Cooperativas Federadas), AFA (Agricultores Federados Argentinos); y los organismos estatales Senasa(Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la República Argentina.

Diagnóstico agrario

La convocatoria AgTech, que se está llevando adelante en el marco ministerial, implica un esquema que combina la agricultura, la ganadería, la tecnología y los servicios basados en el conocimiento.

Desde la web oficial del MAGyP, se expresa la necesidad de “innovar con nuevas tecnologías, a fines de mejorar la productividad, la gestión y el manejo del trabajo agroindustrial”, y de generar las condiciones para que puedan encontrarse los productores agropecuarios y las empresas de base tecnológica.

El término Agtech, en efecto, es la conjunción de dos palabras, “agricultura” y “tecnología”, y refleja el esquema que debe abordar la ruralidad para trabajar sus recursos desde una concepción modernizadora.

Nuevas tecnologías
El ministro de Agricultura, Luis Basterra, durante la videoconferencia.

Producción sostenible

Luis Basterra, ministro de Agricultura a nivel nacional, abrió el encuentro: “Combinando el asociativismo y las innovaciones tecnológicas, aspiramos a generar un trabajo más eficiente en la ruralidad, no solo en términos económicos sino también sociales y ambientales.

“Todo esto nos dará un sistema más deseable desde el punto de vista de la comunidad, y una producción agropecuaria sostenible en el tiempo”. Además, Basterra llamó a potenciar esa integración entre los diversos actores del campo argentino.

Juan Manuel Rossi, presidente de Fecofe, dijo a su turno que un Estado presente es primordial para el desarrollo de las cooperativas y de los productores en el Interior del país. Remarcó que “la consecuencia de no contar con un Estado presente es la concentración de la población en las grandes ciudades, y por consiguiente, de su vida económica”.

Sobre las nuevas tecnologías, Rossi destacó que: “Argentina debe desarrollar sus nuevas tecnologías para acompañar al pequeño y al mediano productor, y para favorecer su trabajo. El cooperativismo no es, en nuestro país, sinónimo de pasado, sino de presente y de futuro, de innovación tecnológica y administrativa. Con un sector privado que invierta, las cooperativas generando trabajo, y el Estado supervisando el proceso”.

El fenómeno cooperativo

También estuvo presente Nahum Mirad, director del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), quien aprovechó su espacio para expresar la necesidad de entender el fenómeno de las cooperativas, y lo esencial que resulta este método de trabajo para la economía que se necesita construir.

“Tenemos una tecnología de organización social, que son las cooperativas, y sobre esa base se debe incorporar otras tecnologías, para que sean más difundidas y para que apuntalen y estimulen todo el trabajo que hacemos”.

A su turno, Fabián Re, en representación de AFA, expresó que la AgTech es el futuro y que, por esa razón, se impone su aplicación en el presente de la agricultura nacional.

“Desarrollamos aplicaciones para detectar enfermedades, plagas y malezas, y hemos visto cómo el productor agropecuario puede chequear, a través de una aplicación móvil o desde la web de su cooperativa, todo lo que necesita para hacer bien su trabajo. Creemos que ese es el camino a seguir”, desarrolló.

Nuevas tecnologías

Propuestas para un campo del siglo XXI

Andrés Méndez, ingeniero agrónomo y trabajador del MAGyP, explicó que combinando la nanotecnología y la pulverización selectiva -que reduce las aplicaciones de herbicidas- se volverá a trabajar los periurbanos que permanecen inactivos, precisamente por carecer de las herramientas adecuadas.

“Desde una estación meteorológica se decidirá todo lo relacionado a las características del terreno, y entonces ya no se dependerá del nivel de eficiencia de cada operario”.

La experiencia de las empresas

Por parte de las empresas, tomaron la palabra diversas experiencias que desarrollaron sus propuestas vinculadas a la tecnología en el trabajo rural.

Julián, de la empresa Acronex, expuso la propuesta creada por esta empresa, que se llama Unimap, y consiste en una familia de productos que está focalizada en las pulverizaciones aéreas y terrestres.

“Es fácil de usar, los equipos son tremendamente intuitivos, teniendo en cuenta que en el agro trabajan personas muy jóvenes y muy mayores, algunas con baja instrucción y necesitadas de ser rápidamente capacitadas. Con números y colores, a modo de un semáforo, se indican los formatos y se evalúa la calidad de los procesos”.

Soluciones prácticas

Julieta es bióloga y trabaja en la consultora ambiental EcoWorld. Ella explicó que han desarrollado tres paquetes de servicios, para brindar soluciones técnicas al campo de una manera práctica:

El primero es un paquete de impacto, que sirve para evaluar el daño ambiental, para identificar y prevenir potenciales riesgos y para promover el uso de energías alternativas.

El segundo es un paquete ambiental, que está relacionado con la agricultura de precisión y sirve para diagnosticar los cultivos y detectar problemas de maleza o plagas.

Por último, un paquete cartográfico, compuesto por imágenes de alta resolución, imágenes satelitales y localización geográfica que se propone analizar y comprender las variaciones espacio-temporales de los lotes estudiados”.

Fuente: ANSOL

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí