Miércoles 6 de julio, Día Mundial de la Zoonosis

Salud animal y humana, más conectadas que nunca. Según la OMS, hay más de 200 tipos de enfermedades zoonóticas en el mundo y muchas de estas se pueden prevenir mediante vacunación y otros métodos. ¿Qué se conmemora este miércoles?

Día de la zoonosis
La zoonosis y el control de plagas es una de las problemáticas definidas como prioritarias en la última actualización del Plan Sanitario de Emergencia de ACUMAR (2020 – 2023).

La salud humana y animal están cada vez más interconectadas. Además la población mundial lo ha experimentado recientemente en casos como el Covid-19 o la Viruela del Mono.

Una zoonosis es una enfermedad que se transmite desde un animal a una persona. Un patógeno zoonótico puede variar en bacterias, virus, parásitos o agentes no convencionales. Estos pueden transmitirse por contacto directo o por alimentos, agua o medio ambiente.

En la actualidad, hay más de 200 tipos conocidos en el mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una fecha para pensar

Cada 6 de julio se conmemora el Día Mundial de la Zoonosis como parte de una estrategia para frenar el avance de estas enfermedades. En la Argentina las principales zoonosis que se pueden encontrar son variables: Brucelosis, Fiebre Amarilla, Hantavirus, Hidatidosis, Leishmaniasis visceral, Leptospirosis, Rabia, Sarna, Síndrome Urémico Hemolítico, Toxoplasmosis, Triquinosis y Tuberculosis bovina.

“Es necesario empezar a pensar en estrategias multisectoriales para mitigar la propagación de las zoonosis”, dice Tiago Arantes, director de MSD Salud Animal en Región Sur.

Es importante trabajar en innovaciones y nuevas tecnologías para mejorar la salud animal, creando productos y servicios que favorezcan a la trazabilidad y cada paso de la producción. “De esta manera estamos cuidando también la salud humana y el alimento de los argentinos”, expresó Arantes.

Un dato clave

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advierte que más del 20% de las pérdidas de la producción animal se vincula a enfermedades animales.

En sintonía con esto, el 75% de los agentes patógenos humanos emergentes son de origen animal. Un reciente estudio de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios, Caprove, confirma que en la Argentina se pierden $60.000 millones en el sector ganadero por problemas sanitarios.

Ante esta situación, es indispensable pensar en el uso de la tecnología en el cuidado de los animales. Sobre todo aquellos destinados a la producción de alimentos, ayuda al monitoreo y detección temprana de problemas de salud. Esto permite actuar a tiempo y tener un seguimiento durante toda la producción.

Más prevención y control

“Se necesita un correcto diagnóstico, control, prevención y tratamiento de las posibles enfermedades para cuidar la salud de los animales”, comenta Arantes. De esta manera no solo estamos interviniendo en bienestar animal, sino también, “en la salud humana, el medio ambiente y el desarrollo sostenible”, enfatizó el directivo de la compañía.

MSD Salud Animal apoya la adopción de un enfoque “One Health” o “Una Sola Salud” para mejorar la salud y el bienestar de los animales, las personas y el medio ambiente. Principalmente para cuidar al sector pecuario de la proliferación de enfermedades zoonóticas.

Actualmente los productores nacionales aportan importantes cantidades de productos de origen animal al mercado nacional e internacional por lo cual el compromiso de todos debe ser cada vez mayor.

El ABC Rural