Más controles al agro: el Gobierno limitó las exportaciones de maíz

Aunque en la cartera niegan un cierre de las ventas al exterio, el Ministerio de Agricultura solicitará información específica para autorizar embarques debido a un salto en las declaraciones juradas. Pedirán,, entre otros puntos, que la mercadería esté respaldada en compras físicas.

MÁS CONTROLES AL AGRO
Por los rumores sobre una suba de las retenciones y posibles cierres de ventas al exterior, se adelantaran más de dos millones de toneladas de Declaraciones Juradas.

Mientras se demora la liberación de ventas de carne a China, el Gobierno sumó hoy controles a las exportaciones de maíz de la campaña 2020/21. Fue luego de completarse el saldo exportable de 38,5 millones de toneladas. En definitiva, más controles al agro.

El Ministerio de Agricultura resolvió poner más exigencias a esas ventas con el establecimiento de más requisitos para su autorización. La medida se tomó luego de que por los rumores sobre una suba de las retenciones y posibles cierres de ventas al exterior, se adelantaran más de dos millones de toneladas de Declaraciones Juradas.

Ya se anotaron más de 38,5 millones de toneladas para su colocación en el exterior. “La última semana se anticiparon más de dos millones de toneladas. Se pretende ordenar el último tramo del año. No se van a cerrar las exportaciones, pero sí se pedirán más datos”, indicaron desde Agricultura.

Según esa cartera ahora conducida por Julián Domínguez, la Argentina está “en el límite en el abastecimiento” de maíz. Agricultura solicitará a los exportadores presentar las declaraciones de exportación con las “operaciones debidamente respaldadas con sus compras físicas y con barcos nominados con fecha estimada de arribo”.  Así, se le dará prioridad a las anotaciones de las empresas que tengan el grano comprado y barco asignado.

Se aceleraron las anotaciones de ventas al exterior

“Faltan cinco meses para que empiecen a cosecharse los maíces de la nueva campaña, y la exportación ya registró todo lo que se podía exportar”, indicaron desde la cartera agropecuaria. Como la cosecha fue de 60 millones de toneladas, el saldo exportable llegó hasta los 38,5 millones.

El 96,5% de las 38,5 millones de toneladas de maíz anotadas para embarcar fueron realizadas por las 9 empresas agroexportadoras. Pero en la última semana se anotaron más de 1,5 millones de toneladas, un número alto para la época del año, por lo que se decidió aplicar restricciones.

El ministro de Agricultura había calificado de “bienes culturales” a la carne, el trigo y el maíz, y defendido la necesidad de “administrar de forma inteligente los saldos exportables”. La aceleración de anotaciones de ventas al exterior se produjo luego de rumores sobre una posible alza de retenciones al maíz, que tributa 12%, pero el Gobierno puede elevar al 15%.

Carne a China, demorada

El campo todavía espera la resolución que ponga en marcha la prometida reapertura de exportaciones de carne a China. Cuando Domínguez anunció la medida, dijo que el 4 de octubre comenzaría el nuevo esquema, pero todavía no se concretó.

La dirigencia agropecuaria aguarda que esta semana sea publicada la resolución, aunque persisten las dudas en medio de un intervencionismo estatal cada vez mayor. (NA)

Descontento por la medida

Conocida la información, comenzaron a publicarse diversos comentareios criticando la medida del Gobierno. Por ejemplo, el analista económico Salvador Di Stefano, escribió en su cuenta de Twitter: “Cerraron el registro de exportaciones de maíz, será dificil que se opere en los mercados de futuro, el precio de maíz comienza a divorciarse de los precios internacionales. Un espanto la medida, perjudica a los agricultores. No afecta los precios futuros de la próxima campaña”.

Desde luego, los dirigentes de la Mesa de Enlace  comenzaron a cruzar comentarios de urgencia en las últimas horas y resolvieron seguir en contacto para eventualmente analizar qué acciones seguir.

Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), dijo a La Nación que la entidad todavía no fue notificada de la medida. No obstante, remarcó: “Cualquier medida de ese estilo o de este tipo de intervencionismo que quieran generar es negativa porque, básicamente, va a transmitir desconfianza y, por supuesto, el miedo de que en cualquier momento intervengan el mercado”.

En Twitter, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, expresó: “Seguir interviniendo y burocratizando los mercados es una pésima señal que trae desconfianza en los productores. Ya lo vivimos desde abril con la carne y ahora con el maíz. Nuestro país necesita que todos podamos trabajar libremente para producir sabiendo que vamos a poder vender”.

INFORMACIÓN EN DESARROLLO

El ABC Rural