Máquinas agrícolas: siete razones para invertir en tecnología

Al adquirirse mejores máquinas agrícolas se pueden obtener muchos beneficios para el negocio agropecuario y sus operarios.

Máquinas agrícolas
Más allá de masificar la actividad agrícola y la producción, en la maquinaria agrícola moderna hay herramientas que brindan grandes ventajas para las operaciones diarias.

Las máquinas agrícolas son fundamentales en la agricultura intensiva. En efecto, de estos recursos depende que los agronegocios puedan cumplir con los altos niveles de demanda de los mercados actuales.

Pero más allá de masificar la actividad agrícola y la producción, en la maquinaria agrícola moderna hay herramientas que brindan grandes ventajas para las operaciones diarias. Herramientas como pulverizadores, abonadoras y sembradoras brindan grandes ventajas para las operaciones diarias.

En ese sentido, especialistas en máquinas agrícolas repasaron siete beneficios que se pueden obtener al invertir en mejores máquinas agrícolas para el negocio agropecuario.

máquinas agrícolas
¿A qué se debe el ahorro por las maquinarias? A múltiples factores, como su capacidad para agilizar procesos operativos y reducir los índices de errores, entre otros beneficios.

1. Reducción de costos

Es una de las principales razones por la cual los productores deciden invertir en máquinas agrícolas. Por ejemplo, utilizar tractores para labores como la siembra y las aplicaciones fitosanitarias puede reducir los costos de cultivo hasta en un 15%.

Esto refleja que, en líneas generales, la maquinaria puede ofrecer un muy atractivo retorno de inversión: al disminuir la estructura de costos, permite que los márgenes de beneficio de los ciclos de cultivo sean mayores, lo cual genera plusvalía sobre la inversión a largo plazo.

¿A qué se debe el ahorro por las maquinarias? A múltiples factores, como su capacidad para agilizar procesos operativos y reducir los índices de errores, entre otros beneficios.

2. Reducción de la carga laboral

Los trabajadores también se ven beneficiados con la incorporación de máquinas agrícolas, ya que cuentan con herramientas y recursos técnicos que les permiten desarrollar sus labores diarias con mayor alcance y efectividad.

También, las máquinas reducen los trabajos manuales y, en consecuencia, la carga laboral. Gracias a esto, la experiencia de los operadores mejora y pueden centrar su atención y esfuerzos en la supervisión, observación y toma de decisiones, garantizando la seguridad de los operadores.

Pilotos automáticos, cierre de secciones y dispositivos GPS, permiten que la operación de las herramientas sea mucho más sencilla y cómoda y promueven el máximo aprovechamiento de las mismas.

zz
A diferencia de otras épocas, hoy las máquinas agrícolas reducen los trabajos manuales y, en consecuencia, la carga laboral.

pp

3. Optimización del presupuesto

Otra de las ventajas asociadas a las máquinas agrícolas es que logran optimizar todos los recursos de trabajo, desde el tiempo hasta los productos fitosanitarios. Así los agronegocios se hacen mucho más productivos y llevan a niveles mínimos los desperdicios y pérdidas.

De esta manera, los presupuestos establecidos para cada ciclo de producción son protegidos y es posible completar las operaciones sin sobrepasarlos, lo cual evita problemas o dificultades financieras.

4. Optimización del tiempo

Al disponer de máquinas agrícolas modernas y de calidad, se logra hacer más en menos tiempo. Por ejemplo, gracias a los pulverizadores autopropulsados, se alcanza una mayor franja de aplicación en cada jornada de trabajo.

La optimización del tiempo es uno de los factores que incide directamente en el ahorro y niveles de rentabilidad del ciclo de producción. Asimismo, contribuye con la estabilidad logística y con el cumplimiento de las diferentes fases de los procesos en los plazos esperados.

 5. Aumento en la efectividad de los procesos

En general, las máquinas agrícolas no solo ayudan a que los procesos sean mucho más ágiles y prácticos, sino que también incrementan su eficiencia. Desde la siembra hasta las aplicaciones para control de plagas y malezas, estas herramientas aumentan la precisión y el alcance de los trabajos.

En el caso de las aplicaciones fitosanitarias, mediante recursos como las pulverizadoras, se reduce sustancialmente la deriva y aumenta la penetración en las plantas, entre otros grandes beneficios.

En tanto, las sembradoras contribuyen con la colocación de semillas en la profundidad ideal, lo que favorece la absorción de agua y, en general, un óptimo desarrollo que luego se ve reflejado en una cosecha voluminosa y de alta calidad.

Gracias a los pulverizadores autopropulsados, se alcanza una mayor franja de aplicación en cada jornada de trabajo.

6. Reducción de la deriva de agroquímicos

En aplicaciones fitosanitarias, el gran beneficio es la reducción de la deriva de agroquímicos, más allá del ahorro asociado con menos pérdidas. También, mientras menor sea la deriva, menos será la contaminación en materia vegetal y espacios naturales cercanos a las tierras de cultivo.

Esto además permite que el operador esté mucho más seguro, ya que no corre el riesgo de exponerse a elementos químicos que puedan dañar su salud.

7. Estímulo para migrar a la agricultura de precisión

Por último, la agricultura de precisión es una práctica que fomenta la gestión basada en el conocimiento, el estudio y el seguimiento permanente de la producción y los entornos en que se desarrolla.

Invertir en máquinas agrícolas de calidad es un muy buen primer paso para migrar de manera metodológica a este esquema de funcionamiento inteligente y optimizado.

Hoy, los diferentes tractores y recursos pueden integrarse a la perfección con sistemas GPS, herramientas de telemetría y otros recursos claves de la agricultura de precisión.

Así, los agronegocios gestionan sus procesos de forma inteligente y disponen de un amplio volumen de datos e información sobre las operaciones de las máquinas, los resultados obtenidos y muchas cosas más. (Fuente: Jacto)

El ABC Rural

Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL