Maíz: detectan reemergencia del “carbón de la panoja” en lotes de Córdoba y Santa Fe

Fue reportada por el Laboratorio de Fitopatología de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Católica de Córdoba. Se detectó la reemergencia en lotes de Corral de Bustos, Jovita, General Levalle, Sampacho, Chañar Ladeado y Venado Tuerto.

carbón de la panoja
Panojas de maíz con síntomas de masa carbonosa producida por S. relianum. Fotos: De Rossi & Couretot, 2021. Corral de Bustos, Córdoba y Chañar Ladeado, Santa Fe.

Un reporte de sanidad vegetal emitido por el Laboratorio de Fitopatología de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Católica de Córdoba, informa que en la actual campaña agrícola 2020/21, “se ha detectado una reemergencia del carbón de la panoja en la zona sur de las provincias de Córdoba y Santa Fe.”

En la mayoría de los casos –según apunta el informe- la incidencia (número de plantas afectadas) se encuentra entre el 0,5 y el 7 %. “Pero llamó la atención un caso en el cual se registró a la enfermedad en aproximadamente el 60-70 % de las plantas”, indica. Se aclara que esta última situación se dio en un lote de monocultivo de maíz por tres años consecutivos y de labranza convencional.

Carbón común y Carbón de la panoja

En el maíz pueden generarse dos enfermedades que son denominadas con el nombre de carbón: el “carbón común del maíz”, causado por Ustilago maydis y el “carbón de la panoja del maíz”, causado por Sporisorium reilianum f. sp. zeae (Kühn).

En Argentina, el carbón común (U. maydis) es el de mayor distribución y el que normalmente se encuentra, campaña tras campaña, en todas las regiones productoras de maíz.

 carbon de la panoja

Estado de situación

Hasta febrero del 2021, esta enfermedad se ha determinado en las provincias de Córdoba y Santa Fe, específicamente en las localidades de Corral de Bustos, Jovita, General Levalle, Sampacho, Chañar Ladeado y Venado Tuerto. Se observó sobre diferentes genotipos y en lotes con diferentes manejos (antecesor soja, antecesor maíz, fechas de siembra de octubre y noviembre).

Hipótesis de la reemergencia

Al momento, la hipótesis de la reemergencia de esta enfermedad estaría basada en la introducción de inóculo vía semillas en los últimos años.

En la Argentina, aún no se han llevado adelante trabajos específicos para su precisa identificación, “pero por sintomatología característica y morfología de estructuras fúngicas, se determinó que estamos en presencia de esta enfermedad”, dicen los autores del trabajo.

Agregan que, a pesar de ello, estudios de identificación molecular deberán ser llevados a cabo para el conocimiento y aseveración de especie y posibles razas presentes, así como también, de diferenciación de comportamientos de distintos híbridos frente a esta enfermedad.

Por qué “carbón de la panoja”

Esta enfermedad recibe el nombre de “carbón de la panoja”, por generar en el cultivo de maíz una sintomatología que llama la atención fácilmente al desarrollar cambios notorios en la estructura floral masculina (panoja).

Sin embargo, se debe tener en cuenta que sus síntomas pueden desarrollarse tanto en la panoja como en la estructura floral femenina (espiga).

Recomendaciones de manejo para esta campaña

“El inóculo de la enfermedad queda en el suelo y se puede incrementar año a año. Por ello, revise/monitoree los lotes, busque síntomas característicos y diferencie entre los dos carbones del cultivo”, dicen los autores del trabajo.

Para evitar la dispersión de la enfermedad, se recomienda:

  • Localizar plantas afectadas, extraerlas evitando dispersar teliosporas y eliminarlas (quemarlas).
    ● Limpiar y desinfectar la cosechadora, tanto al ingreso como a la salida de lotes con presencia de la enfermedad.
    ● En caso de dudas, solicitar asesoramiento a la Universidad, INTA o SENASA más cercano.
    ● Se invita a realizar la siguiente encuesta para censar la situación de ausencia o presencia de la enfermedad en su zona: https://forms.gle/HKydaBrPuTj1QGHJ8

Para la campaña venidera

  • Realizar rotación de cultivos, no sembrar maíz en lotes afectados por lo menos por doscinco años, para evitar nuevas infecciones.
    ● Realizar tratamiento de semilla con productos eficientes para el control de S. reilianum.
    ● Utilizar materiales de mejor comportamiento frente a esta enfermedad. Esta es una importante medida a tomar, aunque seguramente no estará disponible en el corto plazo.

Para acceder al trabajo completo, HACER CLIC AQUÍ.  (Fuente: AgroVerdad)

El ABC Rural