Limitantes en la industrialización que preocupan al Gobierno

BIOCOMBUSTIBLES

La industrialización de los granos de maíz y sorgo con fines energéticos es una de las actividades de mayor crecimiento en el mundo; la generación de biocombustibles y biogás tiene un impacto central en la economía, a nivel regional, provincial y nacional, y la industria de biomateriales es una de las de mayor sofisticación y tecnología.

Sin embargo existen limitantes que preocupan: “Tenemos una deuda de 44.000 millones de dólares en infraestructura, en obras hídricas y viales para poder estar al día, para contar con rutas y caminos seguros, para tener la posibilidad de capturar un precio determinado en el momento en el que uno lo desea y poder cumplir con los compromisos de entrega.

Eso también hace al riesgo logístico, ya que la mercadería que queda en el campo permanece expuesta al riesgo climático si no puede salir”.

Así lo indicó Hugo Rossi, subsecretario de Coordinación Política del Ministerio de Agroindustria de la Nación, durante su exposición en el panel “Gestión del riesgo agropecuario”, en el Congreso Maizar 2018.

En la Argentina hay 490 entes viales para atender unos 400.000 kilómetros de caminos rurales.

Algunos son cooperativas, comisiones o consorcios. Otros municipales. En Chaco y Córdoba son provinciales.

Esa red, que debe administrar los recursos viales, no está funcionando y eso es una responsabilidad de los tres niveles del Estado, pero también de los privados.

“El desafío es tan grande y es tanta la deuda en infraestructura que esto va a llevar muchos años.

No va a haber soluciones mágicas o grandes anuncios o grandes obras que van a terminar con todos nuestros problemas; esto va a requerir un trabajo en equipo y paso a paso”, apuntó el funcionario.

Sustentabilidad empresaria

Por otra parte, las Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs) son una herramienta indispensable para mitigar riesgos agrícolas.

“Este año vimos diferencias impresionantes en el impacto que tuvo la sequía entre aquellos productores que venían bien rotados, con aplicaciones correctas, que eligieron las semillas correspondientes. Las BPAs, si muchos las adoptan, terminan generando un aporte al sistema general”, aseguró.

Rossi además indicó que Agroindustria interviene en la reparación y construcción de pequeñas obras hídricas, puentes y caminos rurales para generar soluciones locales urgentes a cuestiones puntuales.

“Estas obras, que se hacen mientras se espera la finalización de los grandes proyectos de infraestructura, le cambian la vida a muchas comunidades rurales”, explicó.

El funcionario además indicó que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) está en proceso de integrar sus 120 estaciones meteorológicas con otras privadas para poder generar una red total del orden de 400 estaciones que permitan cubrir una mayor porción del territorio nacional.