La Mesa de Enlace pidió audiencia a Basterra, Kulfas y Guzmán tras los anuncios sobre exportación de carne

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) solicitó ayer una audiencia con los ministros de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y Economía y Hacienda, Martín Guzmán, para tratar eventuales restricciones, nuevos registros y permisos a la exportación de carne vacuna.

exportación de carne

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), comunmente conocida como Mesa de Enlace, solicitó ayer una audiencia con los ministros de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y Economía y Hacienda, Martín Guzmán, para tratar eventuales restricciones, nuevos registros y permisos a la exportación de carne vacuna.

En el pedido de reunión -que fue enviado ayer por la tarde a los tres ministros- destacaron que “dado que la medida (…) no ha sido aún publicada en el Boletín Oficial, les pedimos de manera urgente una audiencia para poder dialogar acerca de las necesidades, motivaciones y alternativas sobre el tema, de manera previa a que se tome la decisión final”.

“Motiva -y urge- esta reunión el convencimiento de que, de imponerse límites o cuotas a la exportación de carnes, los impactos serán desastrosos para toda la Nación”, afirmaron.

El pedido de la Mesa de Enlace se produce luego de que el Gobierno nacional anunciara la decisión de avanzar con un conjunto de medidas para contener la suba de precios en el sector de la alimentación y garantizar el abastecimiento de alimentos, insumos y bienes industriales.

Una de las medidas contempla la implementación de mayores requisitos para la exportación de carne vacuna con el fin de generar mayor transparencia y trazabilidad y evitar prácticas ilegales y especulativas.

“Motiva -y urge- esta reunión el convencimiento de que, de imponerse límites o cuotas a la exportación de carnes, los impactos serán desastrosos para toda la Nación”

La iniciativa -que estará a cargo del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca- contempla la creación de un nuevo registro de exportaciones de carnes, con intervención de la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo, a los fines de mejorar el monitoreo de las exportaciones cárnicas y el abastecimiento del mercado interno.

Negativa experiencia anterior

“Las estadísticas –dice el comunicado conjunto- demuestran que entre 2006 y 2015, cuando estuvieron vigentes los llamados Registros de Operaciones de Exportación (ROE) -que fueron en rigor de verdad Permisos, cuotas y no solo un mero registro- el objetivo buscado fue bajar los precios internos de la carne.

“Pero ello, no ocurrió: entre enero de 2006 y diciembre de 2011 el precio de la carne subió 300%, mientras que la inflación del país en el mismo periodo (según INDEC e Inflación Verdadera), fue del 200%.

A causa de estas restricciones se perdieron 10 millones de cabeza de ganado, con una caída de la producción del 18%. Se cerraron en esos años más de 100 plantas frigoríficas y se perdieron miles de empleos. Y más aún, no solo no se cumplió el objetivo de precio, sino que tampoco se logró mantener el consumo, que cayó un 10%”.

Asociaciones de criadores: “Medidas del pasado que traen más pobreza y menos producción”

También emitieron su opinión sobre el particular las asociaciones de criadores de ganado bovino. Un comunicado, dado a conocer anoche, se refiere a la medida anunciada por el Gobierno señalando que “considerar que esa medida es necesaria para asegurar el abastecimiento y los precios en el mercado, es desconocer cuál es el consumo de nuestro país, qué proporción se exporta, cómo repercute en la oferta actual y cómo afectará en el futuro cercano”.

“No debemos olvidar –agrega el documento- que intervenciones similares en el pasado reciente provocaron el desánimo y la liquidación del stock bovino, la desaparición de miles de productores y el cierre de plantas frigoríficas con pérdidas de decenas de miles de puestos de trabajo que hoy, recién después de casi una década, estamos intentando recuperar”.

“Volver a utilizar herramientas que ya fracasaron solo nos aseguran menos producción, cierres de empresas y pérdida de trabajo”

Los criadores bovinos invitan “a la reflexión a los funcionarios y le pedimos que no hagan recaer los problemas macroeconómicos y la inflación general, en un sector que ha mostrado ser una importantísima fuente de divisas, de arraigo regional, de mano de obra calificada y de abastecimiento apropiado pero que, con las medidas implementadas, corre serios riesgos de ser fuertemente afectado, tal como sucedió en el pasado.

“Volver a utilizar herramientas que ya fracasaron solo nos aseguran menos producción, cierres de empresas y pérdida de trabajo”, finaliza diciendo el comunicado que firman las asociaciones de criadores de las razas Angus, Brahman, Braford, Brangus, Hereford, Limangus, Shorthorn, Bosmara, Sanga, Limousin y Sate.

El ABC Rural