La manera irlandesa de fortalecer la imagen de su agricultura

El pasado 19 de noviembre, el Ministerio de Ganadería, Agricultura, Pesca y Alimentación de Uruguay organizó en Montevideo el Seminario Internacional de Innovación Social para la Conciencia Agropecuaria.

Conciencia Agropecuaria es un brillante proyecto del MGAP que ya lleva algunos años de desarrollo, con el objetivo de generar una transformación social, para movilizar activamente a los uruguayos en torno a las oportunidades de desarrollo laboral y profesional que ofrece el agro.

El proyecto merece una columna aparte, que a la brevedad publicaremos.

Pero la mención al Seminario del 19/11 la hago a partir de la participación en el mismo de Richard Moeran, presidente, y Deirdre OShea, directora ejecutiva de Agro Aware, una ONG de sistema de agro-negocios irlandés que mostró´ aquí, en el Río de la Plata, todo lo bueno que veíamos a la distancia.

¿Qué es AgriAware?

AgriAware nació hace solo 20 años, como consecuencia de los preocupantes síntomas de rechazo y cuestionamiento hacia los procesos de producción de la agricultura y ganadería que ya aparecían con fuerza en Irlanda al final del siglo XX.

Preocupados por la deteriorada percepción de la agricultura en general pero de Irlanda en particular, se unieron cinco actores fundamentales del agro: una entidad gremial rural (IRA, Irish Farmers Association), uno de los grupos aseguradores líderes (FDB Insurance), la agencia de promoción de exportaciones agroalimentarias Bord Bia, la Irish Food Board, el principal medio de comunicación de agro Farmers Journal y Ornua, la principal cooperativa láctea del país, todos unidos para conformar Agri Aware. Pero hoy la componen 85 instituciones públicas y empresas, desde frigoríficos hasta bancos y universidades. Tiene una pequeña estructura directiva y administrativa y un esquema de trabajo por proyectos flexible, eficiente y de bajo costo.

Pensando en los niños y jóvenes

Lo primero destacable en Agri Aware es la claridad de sus objetivos: mejorar la imagen y la comprensión de la agricultura y la industria alimentaria entre el público general.

Pero como en todo caso exitoso de comunicación, Agri Aware presenta un portfolio de acciones totalmente alineadas con esos objetivos por lo cual las mismas adquieren valor y alta eficacia debido a esa alineación estratégica.

Sus acciones están perfectamente segmentadas pensando a qué público van dirigidas y, especialmente, destacan claramente dos objetivos: el público en general y los niños y jóvenes escolarizados en nivel inicial, intermedio y secundario.

Para cada nivel escolar posee acciones segmentadas. Para los niños de primaria produce libros con contenidos acerca de la vida cotidiana en las granjas irlandesas y programas de alimentación saludable (Programa Alimentos Increíbles) en sinergia con empresas hortícolas y el departamento de Agricultura de Irlanda.

En el caso de los alumnos más grandes, de la intermedia (equivalente a la secundaria nuestra) que ya poseen capacidad de decisión, los contenidos se orientan a visitas a granjas y empresas agroalimentarias con participación activa mediante la presentación de trabajos y proyectos específicos (Programa Farm Walk and Talk).

Pero lo más relevante de la acción de Agri Aware en referencia a las escuelas es la construcción de un excelente y productivo vínculo con los sindicatos docentes y con la agencia estatal de educación que han permitido integrar a los contenidos de la curricula los conceptos básicos de los procesos de producción del agro de Irlanda.

También el gran público

Pensando en el público en general, Agri Aware tiene un sector en concesión en el zoo de Dublin, donde una granja educativa recibe cada fin de semana a miles de familias con niños que pueden convivir directamente con los animales que cotidianamente se crían en cualquier granja del país.

Pero además durante un día al año se coordinan visitas a cuatro granjas en distintas localidades del interior de Irlanda donde aproximadamente 7000 visitantes recorren y son testigos de primera mano del trabajo de ordeñe, acondicionamiento de forraje, siembra de cultivos, alimentación del ganado, cosecha de frutales, esquila de ovejas, etc. (Open Farm Day)

Además impusieron una exitosa campaña titulada Many Huts One Cap (Muchas sombreros pero una sola gorra) con el espíritu de remarcar que más allá del sombrero que tengamos por nuestro oficio, ocupación o profesión, todos en algún momento del día tenemos puesta la gorra del agricultor, una manera simbólica de resaltar la necesidad de requerir al campo para proveernos de alimentos, energías y fibras.

Por último, la efectividad de sus acciones está mensurada mediante el relevamiento de parámetros de resultados de impacto de sus campañas y han podido establecer mejoras en variables claves como la percepción de la importancia del sector agropecuario en la economía de Irlanda (65% en 1997 hasta un 95% en 2017).

Como varias veces intentamos mostrar en nuestras columnas, los problemas de la percepción del agro no son patrimonio local. Allí donde haya una fuerte industria agroalimentaria hay problemas de percepción de parte de la población.

Quizás la diferencia que encontramos es el grado de preocupación de parte de los actores de las cadenas agroalimentarias, más precisamente del grado de ocupación, como en este caso queda claro, en Irlanda donde hace 20 años pusieron manos a la obra.

 Por Víctor Piñeyro (*)

Ingeniero agrónomo, consultor y

director del Observatorio de Comunicación de Agronegocios.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí