La cadena del trigo rechaza un aumento de retenciones

En una reunión de las 14 cámaras, asociaciones, instituciones y entidades integrantes de la cadena del cultivo, decidieron plantear al Gobierno fomentar la demanda de productos farináceos por parte de los sectores más necesitados a través de la Tarjeta Alimentar y aumentar el saldo exportable.

trigo

El funcionamiento de los mercados agropecuarios se ha convertido en una obsesión para el Gobierno nacional, prácticamente desde que comenzó la gestión del presidente Alberto Fernández en diciembre de 2019.

Ahora, ante una espiralización de la inflación en los alimentos, ha utilizado o analiza poner en vigencia ciertas herramientas como la intervención de las exportaciones o la suba de retenciones para poder contener los valores, con diversos resultados.

Es por eso que desde la cadena de trigo rechazaron un eventual incremento de los derechos de exportación ante las declaraciones del Secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. Asimismo, en un acta firmada por el conjunto de la cadena que será presentada al Gobierno, plantean fomentar la demanda de productos farináceos por parte de los sectores más necesitados a través de la Tarjeta Alimentar y aumentar el saldo exportable.

Según indica el escrito, durante la reunión, que congregó a 14 cámaras, asociaciones, instituciones y entidades integrantes de la cadena del cultivo, “se expresó la preocupación por las declaraciones públicas de funcionarios de Gobierno en relación a mayor intervención en los mercados y subas de derechos de exportación, que constituyen un estímulo negativo a mayor producción e inversión”.

Los dichos de Feletti, criticados por Kulfas

Como se dijo anteriormente, en una entrevista concedida al matutino Página 12, Feletti aseguró que “si queremos asegurar carne, pollo, pan y leche tenemos que desvincular los precios internos de los internacionales” y que para esto una de las herramientas es “aumentar los derechos de exportación”.

Estas declaraciones no solo calaron hondo en el sector sino también en el propio Gobierno, lo que derivó en que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, señalara que el secretariotuvo una actitud que no es la más indicada” y aseguró que “de ninguna manera hay una decisión tomada y lo que se está haciendo es analizar diferentes alternativas”.

Más allá de este entredicho, en el sector del trigo hay preocupación a una intervención mayor o una suba de retenciones, que hoy se encuentran en un 12%, pero que el Gobierno está autorizado para llevarlas hasta el 15%.

Cané: “No hay uniformidad de criterios”

El presidente de Argentrigo, Miguel Cané, en diálogo con Infobae dijo que en base a la convicción no “creen” que se adopten medidas de este tipo, porque “la mayoría de los funcionarios en el Ministerio de Agricultura e inclusive en el de Desarrollo Productivo entienden que no es conducente intervenir en los mercados porque no funciona. Pero lo que también ocurre es que no hay uniformidad de criterios en el Gobierno y eso genera una incertidumbre de no saber quién tiene la última palabra”.

Miguel Cané
Miguel Cané, presidente de Argentrigo.

Es por eso que la cadena en su conjunto, teniendo en cuenta el alto nivel de los precios internacionales y, particularmente, el impacto del trigo en los productos de consumo interno “reiteró la propuesta, como en campañas anteriores, de explorar mecanismos de subsidio a la demanda de los sectores más necesitados para los productos farináceos de la canasta básica, a través de la Tarjeta Alimentar”. O sea, desde la cadena de trigo entienden que es mejor estimular la demanda de aquellos sectores que más lo necesitan a través de un subsidio directo.

Saldo exportable

Otro de los puntos que se trataron en el encuentro de la cadena fue el del saldo exportable del grano para la campaña 2021/22, de la cual todavía no se lleva cosechado ni un cuarto de lo sembrado. Así, entidades privadas relacionadas con el agro calcularon en 12,5 millones de toneladas de exportación como base, sobre los 19,9 millones que se podrían producir.

Vale decir que de convalidarse esta proyección, el sector tendría la posibilidad de anotar poco más de tres millones de toneladas más a las ya anotadas hasta la fecha, que hace semanas no se mueven de las 9,065 millones de toneladas.

“La Mesa Intersectorial del Trigo resolvió que hay cereal suficiente para el abastecimiento del mercado interno, y que no habría problemas para exportar un volumen de 12,5 millones de toneladas como mínimo”, indicó el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo idígoras.

En diálogo con Infobae, Idígoras anticipó que la perspectiva del mercado es “que se puedan registrar tres millones de toneladas más. Es un mercado con una muy buena demanda internacional y con un buen precio, por encima de los USD 300 la tonelada y que vienen muy bien para el ingreso de divisas durante el verano”.

Así, la mesa estima que la molinería absorberá 6,5 millones de toneladas, mientras que la producción destinada para el uso de semillas se ubicará en 900.000 toneladas. (Fuente: Infobae).

El ABC Rural