Inseguridad rural: encapuchados armados asaltaron una estancia en Santa Lucía, en el partido de San Pedro

El blanco fue un establecimiento de ruta 191, donde fueron sorprendidos los caseros. Se llevaron tres TV led, dinero en efectivo, un revólver y herramientas. Un hombre de 40 años fue golpeado.

inseguridad rural
Foto: La Opinión, San Pedro.

El sábado último, los caseros de una estancia ubicada en ruta 191, a la altura de Santa Lucía, en el partido de San Pedro, Buenos Aires, fueron sorprendidos por cinco encapuchados que los amedrentaron con armas de fuego.

Santa Lucía se encuentra a 37 km de la ciudad de San Pedro y a 40 km de Arrecifes por la misma ruta 191.

En el establecimiento rural, ubicado en el kilómetro 27,5, permanecían los cuidadores: un hombre de 40 años, su esposa de 36 y su hijo de 8 años, además de una mujer de 88 años.

Los delincuentes ingresaron primero al casco de estancia, donde no se llevaron nada de valor, según consignó el propietario al semanario La Opinión de San Pedro. Tampoco “tocaron la pick up, creemos que porque pensaron que tenía rastreador satelital”, dijo.

Robo sin violencia

Luego, asaltaron la casa de una mujer de 88 años, madre de la casera. Sin violencia, se llevaron un televisor, el celular y dinero en efectivo. De ahí, se dirigieron a un galpón, donde robaron algunas herramientas pequeñas y por último, “esperaron al parquero”, según detalló el titular.

Tambíén al parquero y su hijo

“Lo ataron con alambre a él, la pareja y al hijo. Al nene lo encerraron en un baño, les decían ‘donde está la plata’. El tiempo debe haber sido infinito por el miedo. Les robaron 2 televisores, el auto, un revolver a nombre mío y un facón, además de cosas menores, y se fueron. El auto lo abandonaron”, relató a La Opinión la víctima.

En el Honda Fit, propiedad del parquero, huyeron por una tranquera al fondo del campo, donde luego abandonaron el vehículo. Personal policial de la Patrulla Rural y del Santa Lucía asistieron a las víctimas. El casero tenía escoriaciones y el resto de la familia resultó ilesa.

“La principal consecuencia, fuera lo material, es el temor y la alteración de la forma de trabajo. Este es un campo productivo, hacemos rotación de cultivos como trigo, maíz. En veinte y pico años en San Pedro, es el tercer asalto que tuvimos, características que denotan que un entregador o participante conocía dónde había cosas o cómo cortar las luces”, consideró el titular del establecimiento. (Semanario La Opinión)

El ABC Rural

NOTA RELACIONADA – Inseguridad: en San Pedro la Policía evitó a los tiros el atraco a un campo