Innovando alternativas para lograr un sorgo granífero de alto potencial

La firma Advanta dio a conocer los resultados obtenidos sobre el ensayo de fertilización de sorgo granífero en diferentes cultivos de servicios basados en la red de Aapresid. La evaluación visibilizó una buena adaptación del sorgo a los cultivos de servicio implantados con anterioridad al mismo.

sorgo granífero
Con el fin de analizar los beneficios de los cultivos de servicio en el largo plazo en el aporte al sistema y no solo en el sorgo, Advanta continuará con el seguimiento del ensayo para evaluar los resultados sobre el cultivo subsiguiente en la rotación, en este caso soja, para comprender la continuidad de los beneficios percibidos al incluir a la rotación cultivos de cobertura.

El sorgo granífero sigue dando pelea en las rotaciones agrícolas y ahora acompañado de la innovación tecnológica, no solo desde la genética, sino también desde el manejo.

Por eso, optimizar la calidad de los suelos, alcanzar mayor sustentabilidad en los procesos, disminuir las malezas y aumentar el potencial de rendimiento del cultivo de sorgo granífero, son las metas propuestas por los ingenieros Martín Liggera, productor y asesor privado de la localidad de Junín, y Julián Siri, coordinador de Tecnología y Desarrollo de la firma Advanta.

Los mencionados, en octubre de 2020 dieron comienzo a un ensayo de fertilización en diferentes cultivos de servicio en el campo “El Tatú”, ubicado en la localidad de Tres Algarrobos, provincia de Buenos Aires.

Uno de los objetivos del ensayo fue determinar el efecto de distintos cultivos de servicio como antecesores del cultivo de sorgo. Pero también analizar la incidencia de incluir diferentes niveles de fertilización nitrogenada y fosfatada con el fin de potenciar el rendimiento del cultivo de sorgo.

Los tratamientos realizados

Durante el ensayo se realizaron varios tratamientos, entre ellos: avena, vicia inoculada y sin inocular, mezcla de vicia y avena y, por último, un barbecho químico como tratamiento control. A su vez, para cada uno de estos tratamientos se aplicaron distintas dosis de urea y MAP en el orden del 0-300kg/ha y 0-180kg/ha, respectivamente.

“Veníamos escuchando algunas debilidades para el cultivo como las malezas, la falta de previsibilidad y el bajo precio. De ahí es que nos propusimos volver a zonas donde había sido relegado para demostrar que, con tecnología y estrategia, el sorgo puede superar las proyecciones de rentabilidad y ser un aliado del ambiente”, afirmó Julián Siri.

sorgo granífero

Por su parte, destacó que continuarán un seguimiento del ensayo para evaluar la perfomance de la futura soja a sembrar. “Justamente en el uso de cultivos de servicio hay que analizar la película completa, no solo el sorgo sino también el aporte al suelo y al cultivo subsiguiente”, enfatizó Siri.

El sorgo es un cultivo sustentable que brinda estabilidad y rusticidad. Cuenta con altísima tolerancia a estrés hídrico y alta tolerancia a la salinidad. Se trata de un excelente antecesor de leguminosas como la soja, aporta grandes cantidades de carbono al suelo y es un productor de biomasa por excelencia.

A pesar de la escasez de lluvia, hubo resultados 

El cultivo de sorgo mostró una buena adaptación a los cultivos de servicio a pesar de la baja cantidad de agua que se registró. A lo largo del crecimiento del cultivo se obtuvo rendimientos de aproximadamente 8.500 kg/ha con un antecesor de vicia inoculada.

sorgo granífero
Respuesta a la fertilización nitrogenada del cultivo de sorgo con antecesor de avena pura.

Los cultivos de servicio en base a gramíneas puras arrojaron los peores resultados ya que generan una gran deficiencia de nitrógeno en el sorgo posterior, que además son difíciles de recuperar, inclusive utilizando altos niveles de nitrógeno.

Esto se debe a que la gramínea absorbe una gran cantidad de nitrógeno al cultivo y que, hasta luego de la fertilización, no llega a restituir lo que le quitó, maximizándose en este caso por la falta de agua durante el crecimiento del cultivo.

El antecesor vicia inoculada fue uno de los dos tratamientos que arrojó mayor rendimiento por hectárea. Vale destacar que se obtuvieron altos rendimientos, incluso con bajos agregados de nitrógeno muy probablemente por los resabios de dicho producto que ha dejado la vicia en cultivos anteriores, a lo largo del tiempo. 

Los efectos evaluados

En primer lugar hubo efectos por el antecesor: los tratamientos de vicia inoculada sembrada con barbecho, obtuvieron los más altos rendimientos. Los cultivos de servicio en base a gramíneas puras no son recomendados como antecesores al cultivo de sorgo.

En cuanto a la fertilización, los niveles más altos de rendimiento cercanos a los 9000 kg/ha, se obtuvieron con niveles de urea de entre 180-300 kilogramos. Niveles de 120 kilogramos/hectárea permitieron obtener rendimientos intermedios en torno a los 7000 Kg/ha. 

En tanto, los tratamientos con 0 – 60 Kilogramos/hectárea tuvieron los niveles más bajos de rendimiento 

sorgo granífero
Respuesta a la fertilización nitrogenada del cultivo de sorgo con tratamiento de barbecho químico.

El ensayo mostró que no hubo interacción entre el cultivo antecesor y niveles de urea, pero se obtuvieron los máximos rendimientos con niveles de urea a partir de los 180 kilogramos/hectárea.

Esta situación, teniendo en cuenta la condición de estrés hídrico que tuvieron durante el proceso. Es destacable el hecho de que, en un año con gran estrés hídrico, se lograron obtener más de 8000 Kilogramos/hectárea de sorgo con niveles de Urea de 180 Kg/ha.

Cultivos antecesores evaluados

En el tratamiento con antecesor de avena pura se observó un menor porte del cultivo de sorgo. Acompañado de un menor verdor y un retraso en el ciclo por la latencia activada por parte del cultivo como mecanismo de defensa. Por su parte, sí hubo respuesta hasta los 300 kg/ha de urea como se puede observar en la figura 1.1.

En el tratamiento con un antecesor de vicia inoculada se observó un mayor porte en el cultivo de sorgo con respecto a los demás tratamientos, con plantas de color verde oscuro y una menor respuesta a la fertilización nitrogenada comparado con el resto de los tratamientos.

“Podemos decir que este antecesor dio como resultado los mayores rendimientos en los niveles más bajos de fertilización”, sostienen los especialistas.

El cultivo de sorgo mostró una buena adaptación a los cultivos de servicio. Estos en base a gramíneas puras generan una gran deficiencia de nitrógeno en el sorgo posterior, difícil de recuperar inclusive utilizando altos niveles de nitrógeno. 

Los cultivos de servicio generan un retraso en la velocidad inicial y establecimiento del cultivo de sorgo. El uso de elementos de barre-rastrojo podría permitir un mejor y más rápido establecimiento del cultivo.

El ABC Rural