Informa el INTA sobre una enfermedad emergente en vicia

En la provincia de Buenos Aires se detectaron lotes de vicia afectados por el hongo Ramularia sphaeroidea en Salto, Necochea y Balcarce.

vicia
Patógeno Ramularia sphaeroidea en un cultivo de vicia de la localidad de Salto, Buenos Aires.

La utilización de especies del genero Vicia spp (V. sativa y V. Villosa) como cultivo de servicio o cobertura es una práctica ampliamente distribuida en las regiones templadas del país.

La inclusión de este cultivo presenta múltiples beneficios en los sistemas de producción actuales permitiendo la fijación biológica de nitrógeno atmosférico utilizable por los cultivos subsiguientes en los esquemas de rotación, favorece.

Su empleo contribuye a la reducción del uso de herbicidas para el control de malezas, previene la erosión del suelo, mejora el balance de carbono y las condiciones estructurales del suelo entre otros numerosos beneficios.

En lo que respecta al manejo de este tipo de cultivo, se contemplan herramientas como diferentes fechas y densidades de siembra, fertilización, combinación con otros cultivos como la avena (Avena sativa L.), entre otras.

Enfermedades fúngicas

Como todo cultivo extensivo, a la vicia no le son ajenos problemas de origen sanitario en relación a enfermedades provocadas por patógenos fúngicos.

En los últimos años se han registrado en el Servicio de Diagnósticos de Enfermedades Vegetales de la Unidad Integrada Balcarce (UIB) (INTA/FCA) enfermedades foliares causadas por hongos necrotróficos como Alternaria alternata, Stemphylium sp y por un biotrófico (roya) Uromyces fabae aunque sin pérdidas significativas de biomasa.

Ramularia sphaeroidea en Salto, Necochea y Balcarce

Según informó el licenciado Ignacio Erreguerena, investigador de INTA Balcarce, en la actual campaña se detectaron en el norte (Salto) y sur (Necochea y Balcarce) de la provincia de Buenos Aires, lotes de vicia muy afectados con manchas necróticas en hojas, de color marrón púrpura a marrón rojo, visibles desde los lados de las hojas circulares a oblongas, con mayor severidad en estratos inferiores de la planta (mayor humedad).

Según lo determinado en esos casos, los tallos también presentaron lesiones necróticas alargadas, de forma irregular, de color marrón.

Si bien la distribución de la sintomatología en los lotes fue generalizada, el técnico destaca que los efectos de la enfermedad en combinación con el tipo de crecimiento del hospedante dieron como resultado una evidente irregularidad en el cultivo por lo que se observaron manchones necróticos delimitados por sectores de mayor desarrollo foliar.

Procedimiento

De acuerdo a lo señalado en el Boletín Sanitario de las Experimentales del INTA Balcarce y Pergamino, se incubaron las muestras detectadas en los lotes mencionados en condiciones de humedad.

Así se evidenciaron masas fúngicas desde las lesiones que consistieron en fascículos de conidióforos hialinos, lisos, flexibles, claramente geniculados, y midieron de 20 a 120 × 2.5 a 6 µm.

Desde los tejidos necróticos se recuperó el hongo y basado en sus características morfológicas se pudo determinar que se trataba de Ramularia sphaeroidea Sacc. como el agente causal de la sintomatología observada.

“Este patógeno –dice el informe- previamente registrado en Argentina en Trifolium pratense L. (trébol rojo) afecta a varias especies de la familia de las fabáceas como Lotus corniculatus, L. pedunculatus y Vicia cracca, V. faba, V. sativa, V. tetrasperma, V. villosa, entre otras en el mundo”.

Notas relacionadas:

Cultivo de cobertura: aliado estratégico de una empresa que trabaja en campo arrendado

Cultivos de servicios: Aapresid profundiza el cambio de paradigma en la agricultura

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí