Importaciones: advierten que empezará a faltar alimento para el ganado

La preocupación por algunas medidas económicas del Banco Central que enciende las alarmas en los fabricantes de productos para nutrición animal. ¿Podría faltar alimento para el ganado, las aves y los cerdos en los próximos meses?.

Alimento para los animales
Perros, gatos, cerdos, pollos, vacas, entre otras especies, ya pueden declararse en estado de alerta, por las dificultades que están afrontando las empresas de nutrición, que hacen balanceados, para pagar materia prima comprada en el exterior.

La decisión del Banco Central de restringir las importaciones, comienza a afectar seriamente a distintos sectores de la economía. El agro y la agroindustria no quedan exentos de eso.

Mediante un desesperado pedido al Gobierno, las empresas de nutrición animal nucleadas en la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (Caena), que producen balanceados, solicitaron al Ministerio de Agricultura que garantice “el ingreso al país de micro ingredientes”. Estos son importantes para las dietas de los animales y los encargados de aportar mayor eficiencia en la conversión de alimentos.

“Estamos en una situación que nos viene preocupando desde el lunes 27 de junio, cuando se publicó la resolución del Banco Central, que limitaba nuestro compromiso de pago al exterior”. Así lo manifestó preocupado el presidente de Caena, Juan Pablo Ravazzano.

Además, señalaron en una nota enviada a Julián Dominguez, que no contar con los mencionados productos, “traerá aparejado un incremento en el costo de producción de proteína de origen animal (pollo, huevo, leche, cerdo, carne bovina)”.

Más sectores comprometidos

También se señaló que la industria de fabricantes de alimentos para mascotas sería otro de los sectores afectados por la normativa del Banco Central. La decisión le está generando como consecuencia un faltante de stocks, aumento de costos importantes y por consiguiente de precios, y una baja o suspensión en las exportaciones.

Juan Pablo Ravazzano, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal.

“Este nuevo régimen donde solo se permite un cupo de monto en dólares del 5% adicional al año anterior, limita de forma extrema los volúmenes a importar“, aseguran en el sector.

Esto es debido principalmente al aumento de precios internacionales de estas materias primas que rondan el 30% en dólares respecto al año anterior debido a los efectos de la pandemia y en los últimos meses acrecentado por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Ni en las peores épocas de Moreno nos pasó esto”

Para Ravazzano, la situación es crítica y hoy “tenemos stock, pero creo que entre 30 y 45 días habrá faltante”. El directivo dijo que no pueden enviar alimentos incompletos al mercado. “En caso que no ingresen al país esos micro ingredientes que además no se producen acá y son pocos los países del mundo que los comercializan, no podremos fabricar”, insistió.

Ni en las peores épocas de (Guillermo) Moreno nos ha pasado esto. Hasta con Moreno hemos podido negociar, en momentos duros y de muchas restricciones a las importaciones”, habló el empresario.

En aquel momento, donde la industria no podía parar, la situación ofrecía más entendimiento que hoy, según el entrevistado. “Sin nuestra industria no hay producción de carne, de leche, de huevos, de cerdo ni de pollo. No hay ninguna posibilidad de que esto pueda aguantar 3 ó 4 meses”, agregó el dirigente, quien sostuvo que el año pasado el sector importó por USD 255 millones.

El ABC Rural