Herbicidas: “El productor es el primero que quiere disminuir su uso”

El ingeniero agrónomo Martín Principiano, explica la relación directa entre los herbicidas en el suelo y su residualidad, haciendo foco en la disminución de su adopción en los sistemas productivos actuales, bajando el impacto ambiental

Herbicidas
El comportamiento ambiental de un herbicida está regido por procesos que pueden disminuir la cantidad original aplicada.

La aplicación secuencial de herbicidas residuales ALS en el suelo por su uso continuado y repetido, puede incrementar la fitotoxicidad en los cultivos de una rotación.

En este contexto, resulta importante determinar cómo la aplicación secuencial de herbicidas residuales del grupo de los inhibidores de la ALS incide en el comportamiento de los cultivos en rotación agrícola en las distintas regiones agrícolas, de cara a racionalizar su uso y su posible impacto ambiental.

En ese contexto, desde el INTA Pergamino y su equipo del área de malezas, llevan a cabo investigaciones periódicas  que consiste en un estudio en campo y otro en condiciones controladas mediante la realización de bioensayos.

Como resultado de esto, se detectó un efecto fitotóxico de los herbicidas inhibidores de la ALS en la longitud (mm) de la raíz principal de soja, mientras que en condiciones de campo no se evidenció efecto fitotóxico de herbicidas residuales ALS.

En ese sentido, y en dialogo con El ABC Rural, el ingeniero agrónomo Martin Principiano, especialista del INTA Pergamino-Unnoba, explicó la problemática por la cual está atravesando su región respecto a los herbicidas, luego de la disertación expuesta en el encuentro anual de malezas que organizó esta experimental bonaerense.

“Los herbicidas residuales son un pilar fundamental para el manejo de malezas resistentes, con lo cual entender su comportamiento en el suelo es clave”, indicó, asegurando que no solo desde el punto de vista técnico.

“También lo es desde lo ambiental, permitiendo conocer el destino residual o entender si existen perdidas por lixiviación, volatilización o escurrimientos”, sumó.

El comportamiento edáfico

El comportamiento ambiental de un herbicida está regido por procesos que pueden disminuir la cantidad original aplicada.

Antes de que el herbicida alcance el suelo, puede degradarse por fotodescomposición, por volatilización y puede ser adsorbido y/o absorbido por las hojas del vegetal o rastrojo en superficie.

Por ello, el especialista abordó la importancia de los herbicidas, no solo en lo que respecta a control de malezas, sino también su comportamiento edáfico.

“Queremos mostrar distintos métodos integrados y seleccionar tipos o grupos de herbicidas con menor impacto ambiental cuyo objetivo ayude a disminuir el impacto en el sistema actual”, diagnosticó el profesional.

Herbicids
Ingeniero agrónomo Martín Principiano.

Reducir el uso de herbicidas

Uno de los aspectos por los cuales el INTA hace foco en este tiempo, es la reducción en el uso de productos químicos para control de malezas difíciles.

“Debemos tener presente que los herbicidas, si bien intentamos disminuir su uso, siguen siendo un método importante para el control de malezas”, mencionó Principiano.

En ese contexto, recomendó utilizarlo lo más eficientemente posible y no abusar de su adopción. “Hay que trabajar sosteniendo el aspecto ambiental y los posibles peligros que ejerce sobre otros cultivos que continúan la rotación.

“En la actualidad dado el exceso de herbicidas residuales es muy común ver daños por lo que se recomienda buscar alternativas integradas para el control”, indicó.

Al servicio de la sociedad

Los trabajos que lleva adelante el INTA tienen como objetivo principal el cuidado del medioambiente y la utilización correcta de los herbicidas.

“Debemos lograr que cada profesional agrónomo que esté en el manejo de un lote productivo tenga conocimiento del mejor herbicida para controlar determinada maleza, y a su vez conozca si ese producto químico tiene alto o bajo riesgo ambiental”, describió el entrevistado.

El especialista, recordó que ese punto no fue trabajado por los técnicos en su momento pero que llegó la hora de hacerlo por el bien de la sustentabilidad.

“Hoy tenemos que tener un análisis más profundo de la situación, no debemos quedarnos solo con saber el mejor herbicida para determinada maleza, sino también conocer que es lo que estamos manejando como seguridad social y ambiental”, mencionó.

Consultado por la reacción de los productores ante este nuevo paradigma, Principiano reconoció que “el productor está en un estado donde es el principal actor que quiere disminuir el uso de herbicidas, no solo por cuestiones ambientales, sino también económicas”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí