General José de San Martín: un nuevo rostro a 172 años de su paso a la inmortalidad

josé de san martín

Este miércoles, en la Argentina y en varios países del mundo, se conmemora el aniversario de la muerte del General José de San Martín (1850), ocurrida a la edad de 72 años en la localidad francesa de Boulogne sur Mer.

José Francisco de San Martín y Matorras, comandante en jefe del Ejército de los Andes y libertador de Argentina, Chile y Perú y es considerado, junto a otros próceres, uno de los símbolos de la Independencia nacional, considerado “Padre de la Patria”.

Homenajes

Algunas de las ceremonias más relevantes se darán en la ciudad de Buenos Aires, en Mendoza y en Yapeyú, la localidad donde nació. El acto central fue encabezado por el presidente Alberto Fernández, al mediodía, en la localidad riojana de Chilecito.

Presentación de “un nuevo” retrato en Londres

Asimismo, en un acto organizado por el Instituto Sanmartiniano Británico en conjunto con la Embajada Argentina en Londres, vía webinar, se hizo la presentación al mundo de un video que muestra el trabajo del artista y diseñador gráfico argentino Ramiro Ghigliazza, titulado “1820” que muestra un nuevo retrato de San Martín Libertador de Pueblos y que es el más compatible con el emblemático daguerrotipo de 1848.

Ghigliazza se especializa en humanizar próceres, tomando fotografías reconocidas y dándole matices al rostro que lo personifican de una manera más terrenal.

En este caso, el artista partió de aquel daguerrotipo de 1848, de valor documental, realizando una reconstrucción visual humanizada del rostro de San Martín hacia atrás en el tiempo, con una aproximación hiperrealista a sus facciones.

Prolija reconstrucción

Así, Ghigliazza muestra cómo fue la evolución del rostro del Libertador desde el año 1781, en Yapeyú, cuando San Martín, nacido en 1778, tenía 3 años, hasta su muerte.

josé de san martín

Se destaca que a partir de 1813, año siguiente al regreso del futuro prócer a la patria, ya modifica su rostro jovial por uno más más envejecido, en 1820 empieza a usar patillas para luego lucir con canas y por último con bigote.

Todos estos cambios fueron hechos a través de un proceso de ensamblaje digital de distintas partes del rostro de distintos modelos, en el que el creador invierte largos meses de estudio y utilización del Photoshop.

Una hermosa y emotiva manera de recordar al Padre de la Patria.

El ABC Rural