Ganado Bovino Criollo: “Es la raza nacional por excelencia”

Los bovinos de la raza Criolla Argentina participaron de la Exposición Rural. En la foto, "Cielo", el toro Gran Campeón Macho de la cabaña “La Sudestada”, de Agropecuaria La Trinidad.

El ganado Bovino Criollo Americano desciende directamente de los animales que trajeron los españoles durante la época de la Conquista, siendo la primera introducción en 1493 durante el segundo viaje de Cristóbal Colón a la isla de Santo Domingo.

La vaca criolla de tamaño mediano (400-450kg) se caracteriza por una inserción de la cola alta y adelantada  que le otorga un mayor canal de parto, por lo que no se conocen problemas de distocia en esta raza ni en sus cruzas, haciéndola ideal para el entore precoz de vaquillonas.

Por su parte el toro es de mayor tamaño (600-850 kg), con mejores características carniceras en el sentido convencional. Este dimorfismo sexual hace que sea una raza ideal para producir terneros pesados a partir de vacas relativamente livianas.

En cuanto a su temperamento, es una raza sumamente mansa (más aún que las razas británicas). En rodeos grandes de más de 400 vacas, los criollos demuestran una mayor actividad al servicio que toros de otras razas, lo que se traduce en mayor número de crías.

En conclusión, el ganado Criollo hace su aporte a la ganadería argentina reconociéndole su adaptación a climas rigurosos, dietas forrajeras ricas en fibra, su tolerancia a ectoparásitos, la fertilidad de sus rodeos, longevidad de sus vacas, temperamento sumamente dócil, facilidad de parto y también resistencia a la queratoconjuntivitis, debido a la pigmentación de los párpados.

El ABC Rural dialogó en el predio ferial de Palermo con la ingeniera agrónoma Jorgelina Andreani, integrante de la Asociación Argentina de Ganado Criollo. La productora de esta “raza nacional” es colaboradora de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba en la cátedra que fomenta la raza.

El ámbito en la muestra porteña fue un espacio de transferencia de conocimiento e intercambio de experiencias científicas y académicas sobre la raza en el país.

“Es una raza que no se estudia como se debería, siendo que es una de las mejores respecto a producción de carne”, explicó, reconociendo que la única Universidad que trabaja a fondo sobre los criollos es la de Lomas de Zamora.

“Organizamos anualmente jornadas de trabajo abiertas a todo el público para que se conozca y se difundan sus características cárnicas que nada le envidia a las razas tradicionales”, sostuvo.

Desde Córdoba a la Rural

El establecimiento de Andreani y su familia está ubicado en el norte de la provincia de Córdoba, más precisamente en la localidad de San Francisco del Chañar, donde posee una cabaña de ganado Criollo puro y además hace cruza con Aberdeen Angus.

“Mi padre comenzó a criar ganado Criollo en el año 1978 adquiriendo animales en el INTA de Tucumán que luego llevó al sur de Santa Fe, donde vivíamos entonces, y los criábamos en nuestro establecimiento familiar”, indicó la entrevistada.

La productora, enamorada de la raza, realizó un análisis sobre la utilización de los criollos dentro de esquemas de producción ganadera bovina en distintos ambientes y regiones del país. “Esta raza fue declarada de interés nacional y está inscripta en la Sociedad Rural Argentina, donde los miembros concurren con sus ejemplares reproductores desde el año 1985, de manera ininterrumpida, a la Exposición Nacional de Palermo”, dijo con orgullo.

La ingeniera agrónoma Jorgelina Andreani y el médico veterinario Carlos Garriz, son profesionales que conocen como pocos las bondades del la raza Criollo Argentino.

Rendimiento en carnes como pocas

Por otra parte el médico veterinario Carlos Garriz, especialista en Ganado Bovino Criollo (GBC), también dialogó con este medio en el stand que montó la Asociación en uno de los Pabellones del predio de la SRA.

“El balance es altamente positivo, es un hito más de presencia para la entidad, que sirve para difundir la raza. En cuanto a las perspectivas son muy favorables; me ha tocado estar en la Rural cuando el ganado Criollo no estaba, y había animales de otras razas -con unos 100 reproductores- y que hoy no están participando. Y nuestra raza pasó de participar con dos ejemplares, a más de 30, como en esta edición”, sostuvo.

Garriz agregó que los productores siguen buscando y apostando por esta raza. “Se va a imponer con el tiempo gracias a sus aptitudes por el mejoramiento que se hace año tras año”, indicó.

El médico veterinario está jubilado del INTA Castelar, especializándose en el Instituto de Investigación de Carnes, donde desarrolló su trabajo en la evaluación integral de calidad del ganado. Allí realizó el estudio más importante a nivel mundial sobre las virtudes carniceras de la raza Criolla Argentina. La originalidad del trabajo está en haber estudiado, por primera vez en el país, los biotipos tradicionales de esa raza y sus cruzas, bajo las mismas condiciones de lugar, manejo en pastoreo y madurez, abarcando distintas etapas comunes de producción y faena comercial.

Todos los métodos y técnicas de evaluación utilizados fueron los mismos que se aplican en los principales países ganaderos del mundo y suficientes para obtener un panorama y perfil comparable de las principales características que en conjunto definen aptitudes del crecimiento y calidad de la res y carne en el ganado bovino.

“Se buscó comprobar y comparar la aptitud productiva y carnicera de la raza respecto a testigos de las razas tradicionales en el país”, dijo el referente. La investigación finalizó con la evaluación del rendimiento de faena, calidad de res, cortes y carne, el criterio de faena o momento de sacrificio como un aspecto crítico.

“Los Criollos argentinos presentan mayor o igual cantidad de músculo (carne), un poco más de hueso y mucho menos grasa que los Hereford y Shorthorn y los cruza Criollo por Aberdeen Angus, Hereford y Shorthorn, exhibieron menos grasa que las razas tradicionales, pero más que Criollo Argentino”, resume el informe.

Jura y premios

Los ingenieros José María Tessi y José Molina –técnicos del área de investigación en producción animal de la Estación Experimental Agropecuaria La Rioja y la Asociación Cooperadora del INTA- realizaron la jura de los ocho animales participantes de la raza bovina Criollo Argentino en las categorías toros, vacas y vaquillonas.

El premio Gran Campeón Macho fue para el toro “El Cielo” y el Gran Campeón Hembra para “La buena noticia”, ambos ejemplares de la cabaña “La Sudestada”, de Agropecuaria La Trinidad.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí