Galpones de compost, un gran aliado para mejorar la cantidad y calidad de leche en el tambo

El secreto del sistema de los galpones de compost para mejorar la productividad del tambo, es el mayor bienestar animal y humano. Ese es el caso de Tambo San Juan, en la zona de Las Perdices, en el centro-sur de Córdoba.

En la provincia de Córdoba, en los últimos años viene creciendo en forma sostenida el confinamiento de animales en galpones de compost.

En todas estas experiencias del sistema, el objetivo de los productores fue brindar mayor bienestar a las vacas y a la gente que trabaja en el tambo, lo que generó un impacto muy positivo en la producción, logrando mejorar la cantidad y calidad de leche producida.

Uno de esos casos exitosos es el de Tambo San Juan, de Agreste SA, de la familia Torre, ubicado a ocho kilómetros de la localidad de Las Perdices y de la Ruta Nacional 158, y a 25 kilómetros de la ciudad de General Deheza, en plena zona agrícola y manicera del centro-sur de Córdoba.

En Tambo San Juan se puso el foco en las buenas prácticas agropecuarias, eficacia en la reproducción, cama de compost y bienestar animal; manejo y uso de efluentes; guachera con baja mortandad; gestión de los recursos humanos y eficiente sistema de producción de forrajes.

Para conocer en detalle el trabajo que realiza esta empresa familiar y las características y resultados obtenidos a través de la incorporación de galpones de compost, El ABC Rural visitó Tambo San Juan, y dialogó con su propietario, Gustavo Torre.

En el Tambo San Juan desde hace un año y medio cuenta con galpones de compost.

Tambo San Juan, 25 años innovando en la producción lechera

“Teníamos en la familia antecedentes en la producción lechera en la década de 1950, actividad que se fue descontinuando, y hace 25 años nuestra familia refundó Tambo San Juan”, contó Torre sobre los inicios de su empresa familiar.

“Comenzamos con una producción pastoril, para luego suplementar en ensenadas móviles y la sala de ordeñe, y en 2011 construimos corrales a cielo abierto con comederos ordenados de hormigón, para que los animales no tengan la necesidad de salir al campo”, apuntó.

Pero el entrevistado, lamentó que “ese confinamiento comenzó a generar problemas con el barro en los años lluviosos, dejando muchas vacas dañadas y alta presencia de células somáticas y unidades formadoras de colonias”.

“Hace un año y medio el galpón de compost es aliado productivo”

Entonces, en Tambo San Juan se pusieron a pensar en alguna solución para darle a la hacienda un adecuado bienestar animal, encontrando como aliado en la estabulación, la construcción de un galpón de compost.

“La obra se realizó hace un año y medio sobre los mismos comederos con los que veníamos trabajando, para luego realizar algunas ampliaciones más, que actualmente totalizan 6.250 m2 de galpones de compost”, informó Torre.

“Estamos muy conformes con los resultados obtenidos, ya que mejoramos el bienestar animal, y en consecuencia la cantidad y calidad de la leche producida, para poder lograr una mayor rentabilidad”, afirmó.

-¿Qué indicadores lograron mejorar en los animales con los galpones de compost, que luego se vieron reflejados en la producción de leche?

La vida útil de las vacas, episodios de mastitis, reproducción, células somáticas y unidad formadoras de colonias, y sanidad de patas, sin tener prácticamente rodeo sanitario.

Galpones de compost
A partir de los galpones de compost se mejora el bienestar animal, y en consecuencia la cantidad y calidad de la leche producida, para poder lograr una mayor rentabilidad.

470 vacas en ordeñe y 5.500.000 de litros de leche por año

“Hoy contamos con 470 vacas en ordeñe, en una superficie de 250 hectáreas, incluyendo casas, galpones y corrales, forrajes producidos en siembra directa para generar el alimento de los animales y una guachera con 3% de mortandad, logrando una producción de 5.500.000 litros de leche por año, más de 20.000 litros por hectárea”, informó el productor.

“Tenemos un plantel de personal de 15,5 personas, siendo 16,67% más elevado del necesario, para poder así cumplir con creces con todas las obligaciones diarias, sin esforzar el trabajo individual”, apuntó.

“De esta manera -remarcó el entrevistado- ofrecemos muy buenas condiciones de trabajo para una pequeña localidad como Las Perdices (unos 5.500 habitantes), siendo quizás en cantidad, el emprendimiento productivo más importante”.

Galpones de compost
Tambo San Juan hoy cuenta con 470 vacas en ordeñe, en una superficie total de 250 hectáreas, produciendo 5.500.000 de litros por año.

Adecuado trabajo del personal, otro secreto y pilar fundamental

En ese sentido, Torre subrayó que el otro secreto y pilar fundamental para lograr cantidad y calidad de leche, es el adecuado trabajo cotidiano del personal.

“Trabajamos mucho en la asignación de funciones, profundizando de esa manera el conocimiento sobre una actividad determinada”, destacó.

“El guachero, es guachero; el inseminador, insemina; el ordeñador, ordeña, y así en cada cargo, transformándose la persona en un especialista en cada actividad que desarrolla”, explicó.

Asimismo, el productor, aseguró que “lo importante no es escribir protocolos, si no que el personal cumpla con lo que dice que hace, y así aparecen resultados más positivos”.

Galpones de compost
Otro pilar fundamental para lograr cantidad y calidad de leche, es el bienestar y adecuado trabajo del personal.

Mayor bienestar animal y humano para mejorar la producción lechera

En definitiva, el entrevistado, resumió que “el secreto de este sistema de estabulación en galpones de compost, es que genera mayor bienestar animal y humano, para lograr aumentar la cantidad y calidad de leche producida”.

Estos datos de mejora continua en cuanto a cantidad, calidad y rentabilidad de la producción lechera alcanzados por Tambo San Juan a partir de la incorporación de galpones de compost, fueron bien consolidados y acopiados, realizando la empresa una adecuada evaluación de estadísticas, según afirmó Torre.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí