Frigorífico Arrebeef: reabrió uno de los principales exportadores de carne argentina

El frigorífico Arrebeef de Pérez Millán, Ramallo, Buenos Aires, había cerrado hacía 40 días por un conflicto sindical y reabrió con la faena de 350 animales.

frigorífico Arrebeef
El frigorífico Arrebeef tiene 1.000 empleados y una capacidad de faena de 30.000 animales por mes.

Luego de permanecer cerrado más de un mes, hoy martes 6 de abril volvió a operar el frigorífico Arrebeef, ubicado en la localidad de Pérez Millán, Partido de Ramallo, en el norte bonaerense.

El frigorífico, que hoy tiene 1.000 empleados, había cerrado sus operaciones hace 40 días, el 26 de febrero, por un conflicto sindical, y ahora reabrió sus instalaciones con la faena de 350 animales.

Con una capacidad de faena de 30.000 animales por mes, se trata de uno de los principales exportadores de carne de la Argentina.

Frigorífico Arrebeef
La planta había cerrado el 26 de febrero, pero hoy logró retomar la actividad y sostener el empleo para la mayoría de los trabajadores.

“Hoy estamos muy contentos”

A partir del diálogo entre el director general de la empresa, Hugo Borrell, y el secretario general de la Federación de la Carne, Alberto Fantini, se logró retomar la actividad y sostener el empleo para la mayoría de los trabajadores.

“Los compañeros estuvimos con mucha incertidumbre todos estos días que el frigorífico estuvo cerrado”, expresó en diálogo con El ABC Rural, un empleado del Frigorífico Arrebeef, que trabaja hace varios años y prefirió no dar su nombre.

“Pero hoy comenzó la faena de unos 350 animales, un proceso que demanda varios días, comenzando con el cuarteo y luego el despostado, por lo que estamos muy contentos”, enfatizó.

Frigorífico Arrebeef
La faena de unos 350 animales, es un proceso que demanda varios días, comenzando con el cuarteo y luego el despostado.

En septiembre comenzaron los problemas

Los problemas habían arrancado en septiembre del año pasado, cuando -debido a la cuarentena- se suspendieron las elecciones gremiales y un grupo de trabajadores acusó al delegado zonal del Sindicato de la Carne, Luis Pérez, de no defender sus salarios.

La situación se complicó en el verano, porque en diciembre y enero disminuyó la cantidad de hacienda y se trabajó menos. Cuando los trabajadores recibieron el sueldo de febrero, que reflejó en el bolsillo el 30 por ciento promedio de merma de faena, se agudizaron las protestas.

En febrero comenzó una huelga y Borrell anunció el cierre de la empresa y el despido de los operarios, “cansado de las presiones sindicales”. Los trabajadores tomaron entonces la planta, hicieron un escrache en la sede sindical y hubo incidentes con la Policía.

El presidente del consorcio de Frigoríficos Exportadores de Carnes Argentinas, Mario Ravettino, solicitó la intervención del Gobierno nacional para salvar la producción en proceso.

Frigorífico Arrebeef
En febrero comenzó una huelga y se anunció el cierre de la empresa y el despido de los operarios, “cansado de las presiones sindicales”.

Sin telegramas de despido, las negociaciones continúan

El frigorífico dijo que cumplió con los compromisos salariales, a pesar de los 40 días que estuvo paralizado.

Finalmente no hubo telegramas de despido y las negociaciones continúan en el marco de la conciliación obligatoria, con el compromiso de Fantini de que “se harán elecciones libres y transparentes en la delegación local del sindicato, y si la lista opositora a Pérez triunfa, conducirá el gremio en Pérez Millán”.

Entre los puntos a resolver se encuentra la continuidad de unos 60 operarios que encabezaron la toma del Frigorífico Arrebeef. Si bien en principio los dueños del frigorífico resistían su continuidad en la empresa, se estaría abriendo la posibilidad de negociar ese aspecto, indicaron fuentes sindicales.

El ABC Rural