Excelente noticia para Piersanti: obtuvo la patente para su cabezal hilerador H3502

Excelente noticia para la firma de Noetinger que culmina así una gestión de más de diez años.

pIERSANTI
Cabezal hilerador H3502 para recolección de porotos, corte directo de pasturas y otros cultivos, como chía.

A través del Programa de Examen Prioritario de Patentes (PEP) que implementa el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, Piersanti, la firma de la localidad de Noetinger, Córdoba, obtuvo la patente por el cabezal hilerador H3502 que se utiliza en la recolección de porotos, el corte directo de pasturas y en otros cultivos, como chía.

Lo que hace el PEP es acelerar el estudio de fondo de solicitudes de patentes, dentro de los 60 días corridos desde la presentación del formulario reglamentado, aclarando que el estudio se cumple con igual rigurosidad y calidad que en un trámite convencional.

Es así como la firma cordobesa se convirtió en una de las primeras que obtienen la patente a través de ese Programa oficial, tratándose de un producto innovador, ya que el cabezal se acopla a una cosechadora, distinguiéndose de los que se encuentran en el mercado, que son de arrastre”.

“La aplicación la vemos en el cultivo de poroto, orgánico principalmente, que requiere secarse de manera natural y no permite el uso de fitosanitarios. Esos cordones de material en el piso se secan de manera pareja y natural”, subrayó Juan Carlos Piersanti, presidente de la firma, en diálogo con MaquiNac.

“El sistema de recolección y el ancho de los cabezales permiten hilerar más superficies de cultivo en menor tiempo”, agregó.

Un largo proceso

Según relatan desde la firma de Noetinger, el primer acercamiento de la empresa al Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) fue en el año 2008, cuando –sin siquiera tener registrada la marca Piersanti- comenzó a desarrollar un sistema de corte para sus cabezales, que incluía la novedad de mantener la barra de corte flexible sobre un sistema de lonas rígido.

Diez años después obtuvieron la patente de invención por ese desarrollo. Esa concesión fue un orgullo, dado que estamos hablando de la primera patente de invención que nos fuera otorgada”, expresa Piersanti.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí