Enfermedades en el cultivo de soja y su relación con los cultivos de cobertura

La intensificación de cultivos en el manejo, a través de cultivos de cobertura, permite atenuar la proliferación y el impacto de las enfermedades en el cultivo de soja.

Enfermedades en el cultivo de soja
Una buena cobertura con cultivos de servicios, permite una mayor sanidad para el cultivo de soja, a diferencia del monocultivo.

En la jornada técnica sobre manejo de insectos y enfermedades en el cultivo de soja, organizada el jueves 6 de febrero en la Sociedad Rural de Venado Tuerto, Santa Fe por Infobicho –el sistema de alerta de insectos-plagas a nivel regional- una de las disertantes fue la ingeniera agrónoma María Elena Lago, fitopatóloga del INTA Oliveros, Santa Fe.

La especialista, entre otros temas, se refirió a la relación que existe entre las enfermedades y los cultivos de cobertura, o sea la intensificación de cultivos en el manejo de la soja.

La buena humedad hizo proliferar más enfermedades

“Esta campaña, debido a la buena humedad que se presentó a partir de enero, como hacía mucho no se veía, aparecieron enfermedades en toda la región agrícola central, como Phytophthora, Mancha marrón, cancro por efecto de la piedra y tizón bacteriano, cultivares susceptibles a Mancha Ojo de Rana”, indicó Lago, en diálogo con El ABC Rural.

“Para el manejo integrado de plagas, se debe realizar un monitoreo frecuente para tener el diagnóstico más acertado. Todo se desarrollará según rotaciones, cultivos de cobertura y materiales utilizados”, apuntó.

En ese sentido, la entrevistada destacó que “en el manejo de enfermedades, la combinación de diferentes especies vegetales y/o la utilización de cultivos de cobertura invernales, contribuyen a la diversificación del sistema, incrementando la actividad microbiana, mejorando la nutrición de las plantas y la fertilidad del suelo”.

Organismos benéficos y plantas más nutridas para atenuar impacto

En esa línea de trabajo, Lago informó que “en INTA Oliveros comenzaron a realizarse ensayos en 2006, y a partir de 2014 se comenzaron a evaluar los efectos de las diferentes secuencias de cultivos y los de cobertura frente a las enfermedades, por un lado sobre la composición de hongos de suelo, y por el otro sobre las enfermedades de suelo y las foliares”.

La ingeniera agrónoma María Elena Lago, fitopatóloga del INTA Oliveros, Santa Fe, disertó durante la jornada técnica organizada por Infobicho en Venado Tuerto.

Como resultado, dijo que “en sojas con cultivos de cobertura, se encontraron en el suelo organismos benéficos que permiten atenuar las enfermedades en el cultivo de soja, sumado a plantas más nutridas para afrontarlas”.

Por lo tanto, la especialista destacó que “una buena cobertura permite una mayor sanidad para el cultivo de soja, a diferencia del monocultivo”.

Además, explicó que “las plantas más desarrolladas cambian el ambiente, repercutiendo en el escenario y desarrollo de enfermedades”.

De todas maneras, Lago, advirtió que “con los cultivos de cobertura se intensificaron enfermedades como ‘muerte súbita’, ya que afecta a los cultivos mejores nutridos”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí