En Azul las lluvias retrasaron una muy buena campaña agrícola

Así calificó el actual panorama agrícola en Azul, Gregorio Ruíz del INTA local. El ciclo 2019-20 de la soja ya culminó con muy buenos resultados en siembras de primera, pero falta cosecharse muchos lotes de maíz.

en azul
Mas allá de la alta humedad en granos de maíz, muchos productores comenzaron la cosecha para evitar vuelco de plantas, rebrotes de granos, y proliferación de malezas.

El sistema geográfico bonaerense Mar y Sierras, marca junto con el centro de la provincia de La Pampa, el extremo sur de la región agrícola nacional, siendo la última zona en culminar cada campaña, por lo que el panorama agrícola en Azul, distrito que pertenece a ese confín de la agricultura argentina, a mediados de julio todavía no culminó la campaña gruesa 2019-20.

Mientras el ciclo para el cultivo de soja ya terminó en esas región con muy buenos resultados en las siembras de primera, muchos lotes de maíz todavía continúan en pie esperando perder humedad y permitir el avance de las cosechadoras.

El ingeniero agrónomo Gregorio Ruiz, de la AER INTA Azul, en diálogo con El ABC Rural se refirió al panorama agrícola en Azul -partido ubicado en el centro-sur de la provincia de Buenos Aires-, al cual calificó como “muy bueno”.

en azul
Ingeniero agrónomo Gregorio Ruiz de la AER INTA Azul.

Todavía quedan muchos lotes de maíz por cosechar

“Las lluvias acompañaron durante los últimos meses en la zona, por lo que la cosecha gruesa se retrasó un poco más de lo habitual y todavía quedan muchos lotes de maíz por cosechar”, informó Ruíz.

Siempre tenemos problemas con el secado, incluso de las siembras de primera, y este año como hubo pocas heladas y buena humedad en otoño y principios de invierno, hubo más retraso de lo habitual”, destacó.

De todas maneras, el entrevistado, indicó que “muchos productores más allá de la alta humedad en grano, comenzaron igual la cosecha, para evitar vuelco de plantas, rebrotes de granos y proliferación de malezas y -en los establecimientos mixtos- poder aprovechar los rastrojos en ganadería, un recurso forrajero muy importante para el invierno”.

En cuanto a los primeros rendimientos, informó que “en algunos lotes que no son los mejores, se lograron entre 6.000 y 7.000 kilos por hectárea, mientras se espera que el resultado aumente significativamente en los mejores ambientes”.

en Azul
Como las lluvias acompañaron muy bien en la zona de Azul, hoy los perfiles están casi al 100%, con buena humedad para los cultivos de trigo, cebada y avena.

La soja culminó con muy buenos rendimientos en primera

En tanto, el técnico del INTA Azul señaló que “el cultivo de soja culminó su cosecha hace más de un mes -fueron menos hectáreas que  otros años, porque la zona se volcó más al maíz- con rendimientos que en muchos lotes alcanzaron promedios de 3.500 kilos por hectárea, e incluso con picos de 5.000 kilos, algo inusual para la zona”.

Pero en soja de segunda, lamentó que “solo se lograron entre 700 y 1.000 kilos por hectárea, ya que sufrió falta de humedad en el tramo final del cultivo”.

Respecto a la presente campaña fina 2020-21, Ruiz, manifestó que “como las lluvias acompañaron muy bien en la zona, hoy los perfiles están recargados casi al 100%, de modo que no habrá problemas de humedad para los cultivos de trigo, cebada y avena”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí