El sistema agroecológico se prepara para competir, con rentabilidad

El incremento en los precios de los agroquímicos le juega en contra al sistema agropecuario tradicional. Actualmente, la agroecología, comienza a competirle, ya no solo por la posibilidad de producir con inocuidad. Ahora también es un modelo rentable y eficiente a mediano plazo.

sistema agroecológico
“Es un mito que sin agroquímicos no se puede producir igual o mejor que con la agricultura de tipo industrial, en sistemas extensivos", asegura Martín Zamora.

Una producción llevada adelante con un sistema agroecológico, entiende de tiempos biológicos y los fortalece para producir sanamente. Pero al mismo tiempo busca la competitividad económica. Sin embargo existen varios mitos sobre esta forma de producir.

El más resonante de los mitos, sostiene que no se puede ser productivo y sustentable al mismo tiempo. Sin embargo, Martín Zamora, referente nacional de agroecología de INTA, contó cómo surgió el trabajo en esta materia en su vida hace diez años, sosteniendo que es indispensable para los tiempos actuales.

“La agroecología surgió como una demanda del sur de la provincia de Buenos Aires en nuestro caso”, destaca el referente de de la Chacra Experimental Barrow y coordinador nacional de agroecología en el INTA. “Buscábamos desarrollar sistemas de producción alternativos a la agricultura actual que tenemos para bajar el uso de insumos”, continuó.

En la experimental, el equipo liderado por Martín ensaya sobre un lote de 10 hectáreas trabajado desde 2011 bajo esa modalidad. Al lado, otro lote de 15 hectáreas se continuó explotando de modo convencional, para tener un punto de comparación. El mismo lote, el mismo clima, pero muy diferentes modos de trabajo.

“Cada vez necesitamos más agroquimicos”

Zamora, sostiene que produciendo de manera industrial, como se lo realiza en la mayoría de las regiones agrícolas, “cada vez necesitamos más adopción de agroquímicos”. Según el entrevistado, la agricultura tradicional implica un aumento continuo de costos por acción de los herbicidas, insecticidas, fertilizantes, fungicidas, entre otros productos.

“Esta gran cantidad de insumos que necesita el modelo actual de producción está trayendo efectos negativos sobre el ambiente. Principalmente sobre el agua, el aire, el suelo, la fauna y por supuesto la salud”, recordó el agrónomo.

sistema agroecológico
Con una trayectoria de más de 10 años en la producción agroecológica, los especialistas del INTA Barrow cuentan con la experiencia suficiente para dar información de que el modelo de producción agroindustrial actualmente dominante, no es el único posible ni tampoco el más viable.

Pero como adelantó, tiene una implicancia muy fuerte en relación a lo económico. “Podemos asegurar que tenemos un 58% de reducción de costos directos de producción en nuestro sistema agroecológico. Y como mantenemos los rendimientos, el margen es un 100% más de dinero que al productor le queda en el bolsillo”, afirma Zamora.

“Hay una preocupación generalizada”

Los efectos nocivos, que según el especialista tiene la dependencia exclusiva a los fitosanitarios, genera preocupación en distintos actores de la sociedad. “El productor, el consumidor, quienes viven en el campo y la sociedad en general están preocupados por esta dependencia casi exclusiva”, admite.

En ese sentido, aseguró que esta alternativa sustentable, “intenta encontrarle la vuelta a un sistema que demuestra síntomas preocupantes, por medio de prácticas más holísticas que beneficien al ambiente y al productor desde lo económico”.

Actualmente, en el INTA, existen parcelas demostrativas y lotes a campo donde se produce bajo estas perspectivas ecológicas. “Se puede producir logrando alimentos más sanos y sobre todo mucho más rentables para el productor”, admite Zamora.

Ser práctico, sustentable y ganando dinero

El coordinador nacional de agroecología en el INTA está convencido de otras ventajas de estos nuevos sistemas por sobre los modos actuales de producción. Uno es que, al recostarse en la ganadería, necesariamente debería incorporar mano de obra que se radique en el campo. Pero la razón fundamental es la ambiental: en el módulo de la chacra Barrow ya hay indicadores concretos de recuperación de la materia orgánica.

sistema agroecológico
“La agroecología es la mejor manera de producir: en línea con el ambiente, con el productor, pero también con la sociedad, porque el productor tiene que ganar, pero la sociedad no puede perder”, dice Natalia Carrasco, extensionista de la Chacra Experimental Integrada Barrow.

“Aquellos que no conocen los conceptos y las formas de hacer agroecologia creen que es sembrar sin hacer otra cosa. Pero el concepto es otro. Si yo siembro en un lote que viene de agricultura tradicional desde hace 50 años, naturalmente nos va a bajar el rendimientos”, sostiene.

Para revestirlo, Zamora insiste en que el productor debe analizar las causas por las cuales, el rendimiento disminuye, la cantidad de malezas resistentes aumenta y la fertilización del suelo es baja. “Si logramos conocer las cosas que hay que cambiar en agricultura y ganadería, adoptando un sistema agroecológico, las ventajas serán muy importantes para el campo en cuestión, pero también para la sociedad”, remarcó.

El ABC Rural