El ritmo de las exportaciones de carne en un momento histórico

Con volúmenes récord similares a los de 2005, que crecen al ritmo de la capacidad de oferta, la Argentina sigue sumando toneladas en sus exportaciones de carne que permiten un sostenido crecimiento en el sector de la cadena cárnica.

exportaciones de carne
Las exportaciones de carne bovina durante el mes de agosto sumaron 54 mil toneladas según el Mercado Ganadero de la BCR.

Las exportaciones de carne bovina durante el mes de agosto sumaron 54 mil toneladas peso producto, lo que equivale a unas 80 mil toneladas de res con hueso.

Esto no solo representa un salto más que importante respecto de meses anteriores, sino también el retorno a niveles no registrados desde el año 2005.

Según el Mercado Ganadero de la Bolsa de Comercio de Rosario, durante 2019 nuestro país exportó 489 mil toneladas equivalentes de res con hueso, 46% más que en igual período de 2018.

Sin dudas, el principal factor detrás de este impresionante crecimiento de exportaciones es China. De enero a agosto de este año, las compras chinas representaron el 72,6% del total de embarques cuando en igual período del año pasado su participación ascendía a 52,1%.

Durante 2019 las exportaciones de carne alcanzan 489 mil toneladas equivalentes de res con hueso, 46% más que en igual período de 2018.

Mientras que China duplicó sus compras al pasar de 115,5 toneladas en 2018 a 233,6 toneladas actuales, otros destinos como Rusia y Hong Kong vieron reducir sus embarques a la mitad.

Esta especie de ‘enroque’ de mercados responde a la necesidad de administrar una capacidad de procesamiento limitada, priorizando el destino que actualmente todo lo lleva, es decir China.

El mejor momento industrial

La industria exportadora sin dudas está pasando por uno de sus mejores momentos, con costos de estructura licuados por efecto de un tipo de cambio más debilitado y con una enorme demanda que parece no tener más límites que su propia capacidad de procesamiento.

El impacto de la fiebre porcina en China parece ser mucho mayor al previsto originalmente

A su vez, se abastece en un mercado cuyo principal competidor en la puja por la compra –el consumo- no ofrece resistencia.

De acuerdo a las últimas estimaciones conocidas de análisis privados, el impacto de la fiebre porcina en China parece ser mucho mayor al previsto originalmente.

Se estima que la reducción del stock de cerdos a fin de este año –sea por mortandad o por matanza preventiva- podría escalar a cerca del 70% del stock total.

exportaciones de carne
La industria exportadora de carnes está pasando por uno de sus mejores momentos. Argentina lleva habilitadas 25 plantas para exportar a China, contando las últimas ocho del mes pasado.

Con la situación descripta, que por agosto del año pasado se planteaba como transitoria, hoy ya se descuenta un par de años más hasta tanto oferta global de proteínas logre incrementarse de manera estructural.

Señal de ello es la cantidad de nuevas habilitaciones que han estado otorgando las autoridades chinas a plantas frigoríficas en varios países exportadores.

Es que de algún modo, China ya ha logrado mensurar el potencial impacto de este faltante, tomando conciencia que su principal cuello de botella se encuentra en la capacidad de procesamiento de sus proveedores.

Considerando solo la región, en Argentina lleva habilitadas algo así como 25 plantas, contando las últimas ocho del mes pasado.

China, el gran importador

Con mayor cantidad de establecimientos habilitados, China no solo está asegurando volumen, sino también un mercado más competitivo que le permita de algún modo limitar la fenomenal suba de precios que está registrando localmente.

Si se analiza concretamente lo que sucede en relación a nuestro mercado, vemos que valores que ha estado pagando en los últimos meses, muestran una sustancial mejora.

El promedio de los embarques del mes de agosto se ubicó en Usd 4.781 por tonelada, lo que se traduce en un incremento del 17,6% interanual, superando incluso lo que paga el mercado doméstico.

El valor promedio de lo que pagó China en agosto por las exportaciones de carne, llevado a moneda local a un dólar que por ese entonces se ubicaba en $54, representaría unos $258 por kg, lo que supera ampliamente los $100 a $114 por kg. a gancho que pagaba el consumo por la vaca regular.

Sin embargo, comparando el precio internacional de la vaca que normalmente lleva China entre los países de la región, vemos que Argentina se encuentra entre un 35% y un 50% por debajo del promedio de Brasil y Uruguay, respectivamente.

¿Qué podemos esperar hacia delante?

De acuerdo a lo visto en los datos de faena del mes de septiembre –cifras provisorias publicadas por el RUCA-, con más de 1,2 millones de animales faenados y consumo interno literalmente estancado, todo hace suponer que acabamos de cerrar otro mes muy bueno en términos de exportaciones.

Más aún, si analizamos la evolución de las ocho plantas recientemente habilitadas para exportar a China, vemos que todas ellas han aumentado su nivel de actividad durante el mes, lo que también es indicio de una mayor producción volcándose potencialmente al mercado externo.

Pero quizás más sorprendente aún resulte el mes de octubre, dado que estas plantas ya estarían plenamente activas para la exportación desde inicio del mes.

A su vez, octubre es uno de los últimos meses en que podríamos ver embarques fuertes a China, previo al inicio de las fiestas del año nuevo al tiempo que, localmente, la oferta de vacas debería comenzar a bajar por propia estacionalidad.

Nota relacionada: China, un mercado sin techo para la carne argentina

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí