El record histórico de cosecha de maíz que supera a la soja, es materia de debate

Según el último informe emanado por el Monitor de Estimaciones Agrícolas de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación para la presente campaña de maíz se proyectan 56 millones de toneladas. El dato, equivale a 100.000 toneladas más que la producción de soja y genera controversias históricas. ¿Porqué las bolsas no coinciden con este análisis en sus estimaciones?

A la fecha el progreso nacional de cosecha de Maíz según la entidad porteña se ubica en el 50 %.

Actualmente hay marcadas diferencias entre las estimaciones que dieron a conocer en el día de ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, a través de su sistema de medición, la Bolsa de Comercio de Rosario, con su reconocida Guía Estratégica para el Agro y el mismísimo Gobierno, mediante la Secretaría de Agroindustria.

Lo llamativo, es la proyección estimada para esta campaña respecto a la cosecha de maíz en la Argentina. El organismo oficial se pronunció con una cifra histórica respecto al cereal de 56 millones de toneladas, contra las 55,9 que proyectó para soja. Es decir que para Agroindustria, es la primera vez en 20 años que en nuestro país se cosecharía más maíz que soja, con el peso político que esta información tiene.

Sin embargo, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires manifestó otro dato. Según la entidad porteña, se recolectarán 48 millones de toneladas de maíz y 56 millones de toneladas de soja (este último dato similar a lo que prevé el Gobierno).

Por otro lado, el GEA, perteneciente a la Bolsa de Comercio de Rosario, admite que se podría llegar a las 50.5 millones de toneladas de maíz y comparte cifra respecto a la soja con su par de Buenos Aires.

 

Diferencias y dudas

Si bien las bolsas de cereales de las distintas provincias siempre manifiestan diferencias entre ellas, lo que plantea Agroindustria parece ser inviable. Sin embargo, el subsecretario de Agroindustria, Luis Urriza, salió a defender la proyección y puso blanco sobre negro respecto al dato, mencionando que el Gobierno tuvo en cuenta el cultivo forrajero para determinar esta cantidad de toneladas a recolectarse, aspecto que no tienen en cuenta las demás entidades.

“La Secretaría de Agroindustria mide toda la producción de maíz, inclusive la producción que los productores utilizan para propio consumo, se defendió el Gobierno.

Según aclaró Urriza “la Secretaría de Agroindustria mide toda la producción de maíz, inclusive la producción que los productores utilizan para propio consumo. Todo el maíz que un productor siembra y cosecha y autoconsume (como forraje), nosotros lo contemplamos”, revisó.

El Monitor ofrece actualizaciones mensuales de la estimación de las superficies agrícolas y producción; el relevamiento de los estados de avance de siembra/cosecha y los estados de los cultivos, entre otras variables. Estas son requeridas por numerosos actores sociales, políticos y económicos para planificar acciones, reducir incertidumbre o mejorar la asignación de los recursos.

Nada quita el progreso maicero argentino

Durante la última semana, las buenas condiciones del tiempo permitieron una mejora en la velocidad de avance de las labores de recolección. A la fecha, el progreso nacional de cosecha según la entidad porteña ya se ubica en el 49,3 %, marcando un avance intersemanal de 3,3 puntos porcentuales. Las productividades relevadas en las provincias de Córdoba y Santa Fe superan las expectativas iniciales, particularmente en los cuadros tardíos del cereal.

Volver a rotar el suelo es la práctica más eficiente para producir en forma sustentable y ponerle trabas a los excesos hídricos.

Vale aclarar que con los datos expuestos, se espera una de las mejores cosechas de maíz y soja de los últimos 10 años en nuestro país, a lo que se le debe sumar la mayor cantidad de hectáreas sembradas del cereal con un progreso ascendente en los últimos cuatro años debido a las mejores condiciones políticas y financieras para el sector.

Por otra parte, no deja de ser una muy buena noticia el avance que hubo respecto al sistema de rotaciones.

Hace cinco años, en la campaña 2014/15, por cada lote de trigo o maíz se sembraban 4,6 lotes de soja. El año pasado bajó a 2,1 hectáreas de soja por cada una de gramínea (trigo o maíz). Pero por primera vez, en más de 10 años, la relación pasa a 1,75 por los aumentos que se estiman de trigo y maíz para este campaña 2019/2020.

Este dato, es muy relevante para el sector, debido a que volver a rotar el suelo es la práctica más eficiente para producir en forma sustentable y ponerle trabas a los excesos hídricos.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here