El INTA, por primera vez presidido por una mujer

La ingeniera agrónoma Susana Mirassou fue confirmada por el Ejecutivo Nacional como la nueva presidente del INTA. Es la primera vez en la historia del organismo que será liderado por una mujer.

Inta
La historia marca los caminos del INTA. Por primera vez una mujer será su presidente. Se trata de la ingeniera agrónoma Susana Mirassou. (Foto INTA)

Luego de 40 días sin presidente designado, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) recobró su normalidad, puesto que el pasado 20 de enero se publicó en el Boletín Oficial el Decreto 93/2020 que designa a la ingeniera agrónoma Susana Mirassou como la máxima referente del organismo.

La mencionada profesional fue egresada por la Universidad Nacional de Buenos Aires en el año 1987, ligando luego su vida al sector agropecuario desde la actividad pública, incursionando también en un doctorado.

Posee un posgrado en Economía Agraria, y cuenta con una gran trayectoria en el INTA, ingresando a sus filas en el año 1988.

Mirassou, ya está haciendo historia en el INTA, debido a que se convirtió en la primera dama en presidir el organismo, que tendrá como vicepresidente al ingeniero agrónomo Tomás Schlichter, este último cargo “con carácter ad-honorem”.

Sin transición

En virtud de que el anterior presidente de INTA, Juan Balbín, había presentado la renuncia antes del 10 de diciembre de 2019 y fue aceptada con esa fecha, la institución estuvo sin liderazgo administrativo durante poco más de 40 días.

En ese transcurso, fue el director de la entidad, Carlos Parera, quien manejó junto con el ministro de Agricultura, Luis Basterra su destino, aunque de una forma acotada.

Con el actual nombramiento de Mirassou y Schlichter, el INTA vuelve a la normalidad orgánica, proponiendo en las próximas horas reuniones entre las nuevas autoridades administrativas y la dirección coordinadora, con el objetivo de avanzar hacia una nueva gestión en la investigación agropecuaria.

NOTA RELACIONADA: Acefalía en el INTA, ¿puja política o desinterés estatal?

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí