“El desafío es crecer”, dice Dardo Chiesa

Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, propone el debate para encontrar la solución definitiva al crecimiento y desarrollo del país, ignorando otro tipo de propuestas.

Dardo Chiesa
Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas.

Últimamente, los nombres de Dardo Chiesa presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Juan Grabois, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), se instalaron en los medios por un contrapunto de ideas. Pero el punto más alto de la controversia se dio con la carta que pocos días atrás Grabois hiciera pública.

En ella le propone a Chiesa hacer “un frente de unidad productiva, agraria y social contra los abusos de las semilleras, cerealeras y grandes terratenientes para alimentar al pueblo, repoblar la Argentina, cuidar la madre tierra, garantizar la mesa de los argentinos y conquistar la justicia social”.

Juan Grabois
Juan Grabois, líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), propuso a Dardo Chiesa “alejarse de los gordos de la SRA y las transnacionales”.

Además le sugiere “alejarse de los gordos de la SRA y las transnacionales que solo buscan sus propios intereses, no tienen patria, religión ni bandera”, en un nítido intento de romper la unidad de la Mesa de Enlace.

A modo de respuesta

Sin que sea una respuesta explícita a Grabois, en su habitual columna de opinión Chiesa no se mueve de su posición representativa del sector ruralista y se enfoca en señalar que Argentina se enfrenta a un nuevo proceso político-socio–económico donde son variadas las tensiones en las que debe darse el debate para encontrar la solución definitiva al crecimiento y desarrollo, que ponga fin a la marginación y la pobreza.

“Argentina debe generar exportaciones crecientes de alto valor agregado para proveer las divisas que el país necesita. El sector agroindustrial es por excelencia el motor que debe empujar este proceso aportándole a la mesa de los argentinos”, señala Chiesa.

Sigue diciendo el dirigente que teniendo conciencia del impacto del precio como disparador de los procesos proactivos para el crecimiento, la inversión y la creación de empleos de calidad, como así también, el impacto del precio de los alimentos, sobre todo en los segmentos más bajos o carenciados, “es imprescindible armar una política agroindustrial exportadora que a su vez contemple el acceso a una dieta de calidad de todos los argentinos”.

No destruir el valor del sector productivo

En ese sentido, enumera Chiesa que el mundo recibe de la Argentina: carne vacuna, carne de cerdo, ovina, pollos, maíz, soja, harinas, aceites, vinos, jugos, limones, arándanos, ajo, cebollas, peras y manzanas, cerezas, lana y otros tantos alimentos y productos de alto valor agregado.

“A fin de evitar distorsiones de mercados, intervenciones y/o manipulaciones que solo llevarán a la destrucción de valor del sector productivo, desde CRA ponemos todo nuestro compromiso para encontrar la estrategia adecuada, que encamine a la Argentina a ser un país próspero para todos”, finaliza diciendo el directivo de la entidad.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí