El campo, también sorprendido por los resultados de las PASO

La cordial relación y algunas señales del Gobierno con el sector agropecuario, no resultaron suficientes para mantener su apoyo en las urnas. Incertidumbre ante la perspectiva del retorno de un gobierno que estuvo enfrentado al agro.

Los resultados de las PASO sorprendieron a propios y extraños. El campo se muestra asombrado y se preocupa por el futuro. Foto: El blog del profe José

Si bien el campo ya esperaba un resultado adverso para estas elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (Paso), pocos imaginaban una diferencia tan amplia de Alberto Fernández (Frente de Todos) por sobre Mauricio Macri (Juntos por el cambio).

El sector agropecuario y agroindustrial estuvo respaldando en estas últimas semanas al Gobierno de Cambiemos, más allá de reclamos como los planteados en el documento de catorce puntos presentado hace poco a los políticos por la Mesa de Enlace.

Sin embargo, ese respaldo no fue suficiente: en muchas ciudades que dependen en gran medida del campo –por supuesto, con excepciones como son los casos de Pergamino, Balcarce o Venado Tuerto, por ejemplo- Alberto Fernández resultó ganador por importantes diferencias.

Ahora, ante los contundentes resultados del domingo 11, todos piensan que al oficialismo le será casi imposible revertir esa diferencia de votos en las elecciones primarias de octubre.

¿Y qué significa esto? Que se está ante un nuevo cambio de gobierno, y que no se sabe qué rumbo tomará la política económica en general y la relacionada con el agro, en particular. Más teniendo en cuenta los antecedentes de las políticas aplicadas en relación al sector por el gobierno de Cristina Fernández.

Asombro

No salgo del asombro“, le comentó a AgroVoz el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel De Raedemaeker, productor oriundo de Oliva, para quien esto ocurrió como resultado de “muchos errores del Gobierno, sobre todo mucha soberbia”. “Recibió un pase de facturas de una sociedad que está cansada y que no la pasa bien en lo económico. Más allá de las mejoras institucionales, del trato, el bolsillo ha mandado la decisión del voto”, agregó.

Resultado sorpresivo

Por su parte Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA) dijo que el resultado fue “sorpresivo, ya que se suponía que iban a estar primeros (los Fernández) por una diferencia, pero no se sabía que iban a rondar el 50%”.

Achetoni contó a la prensa que, tras conocerse los resultados del comicio, los integrantes de la Mesa de Enlace tuvieron contactos telefónicos entre ellos para hablar de los resultados.

En realidad, habían quedado que luego de las PASO iba a retomar la agenda para presentar sus 14 propuestas de políticas para los candidatos. “Seguimos en eso y estamos haciendo gestiones como Mesa de Enlace”, apuntó. Luego agregó en referencia al espacio del Frente de Todos: “Ojalá se pueda hablar, rever errores, situaciones que le hicieron mal al sector”.

“Mandó el bolsillo”

Matías de Velazco, presidente de Carbap, expresó a La Nación que en el resultado de las elecciones de las PASO “mandó el bolsillo” y que “el campo va a seguir trabajando independientemente del gobierno que esté y esperemos que el gobierno también trabaje con el campo”.

De Velazco rescató especialmente una frase pronunciada por Alberto Fernández en su discurso del domingo: “Se terminó el concepto de venganza y de grieta”.

¿Y ahora qué?

“Ahora el campo tiene que invertir en los granos gruesos, entre u$s350 y u$s500 por hectárea, para una cosecha que se va a levantar a partir de marzo del año que viene, es decir, unos u$s12/15.000 millones. ¿Con qué Gobierno? Esa es la gran pregunta que recorre, desde anoche, todos los rincones”, comentaba Susana Merlo en un artículo publicado hoy por Ámbito.com.

No le falta razón. El productor se encuentra con insumos dolarizados, fletes atados al precio del combustible y ahora la posibilidad de que vuelva un gobierno mucho más intervencionista de los mercados. “Así –dice Merlo- las perspectivas del sector, que ya tiene el trigo sembrado en una superficie apenas superior a la del año pasado, indican que es probable que ‘el campo’ no arriesgue más que lo estrictamente necesario para seguir, y que la apuesta sea aún menos ‘jugada’ que la que se esperaba hasta hace unos días atrás”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí