“El Banco Central dinamitó un principio de confianza”, dijo Fernando Rivara

Con las últimas medidas resueltas por el Banco Central se generó un cambio en las reglas de juego entre el Gobierno y el campo luego del "Dolar Soja". A través del la entidad monetaria, se estableció que las empresas que comercialicen soja a través del Programa de Incremento Exportador no podrán acceder a la compra de dólar bursátil -CCL o MEP- ni al llamado dólar ahorro . "Cambiar las reglas de juego a mitad del partido es un despropósito", destacó el presidente de los Acopiadores, Fernando Rivara.

Fernando Rivara
Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores de Granos

El enojo del sector agropecuario tras la resolución del Banco Central (BCRA) provocó mucho ruido en la relación amigable que había fortalecido el Ministro de Economía Sergio Massa con el Campo.

Ocurre que tras las restricciones de acceso al dólar para las empresas que comercializan soja resuelta por la entidad, el campo cree que es un cambio de reglas de juego “con el partido ya empezado”. Sin embargo, el Gobierno parece haber logrado su objetivo de fortalecer las reservas y poco le importa ahora la opinión de los productores.

En ese sentido, el presidente de la Federación de Acopiadores, Fernando Rivara se manifestó muy molesto por la medida. En diálogo con El ABC Rural, sostuvo que la entidad financiera “dinamitó la confianza que había en el Ministro de Economía y el Gobierno”.

Además ejemplificó que con esta resolución, una empresa agropecuaria que vendió 30 mil kilos de soja, “de por vida no podrá ingresar a un sistema absolutamente legal como las transacciones de dolar MEP o dolar contado con liquidación”. Por eso expresó: “No va a poder resguardar sus ahorros, es una medida rompe acuerdos previos”, enfatizó.

Miguel Pesce (BCRA) y Sergio Massa (Economía). Otra relación que se Agrieta en el Gobierno.

“La grita en el Gobierno nos perjudica”

Está más que claro que las resoluciones que toma el BCRA, al parecer, van en contra de los acuerdos que el propio ministerio de Economía había alcanzado con los productores. “La política ideológica del presidente del Banco Central es opuesta a la que plantea el Ministro de Economía. Con lo cual los perjudicamos siempre somos los argentinos de bien”, destacó Rivara.

Además planteó que el BCRA está “ensañado” con los productores, y hasta en muchos casos muestra su “patoterismo”.  “Vivimos medidas groseramente ideológica como acoplar la venta mediante Dolar Soja a un aumento en las tazas de interés en los créditos. Una decisión totalmente ilógica e irracional”, dijo.

Por otra parte, se preguntó que ocurriría si medidas como esta se les presenta a otros sectores de la economía nacional. “¿Que pasaría si a Techint no le otorgasen más crédito o le prohibiesen participar de las licitaciones del Estado por retener toneladas de chapas?”, cuestionó.

“Vemos que en algunos integrantes de este Gobierno hay una tala ideológica que perjudica al pueblo argentino en su conjunto. A la producción hay que incentivarla, no atacarla como lo hacen estos actores políticos”, manifestó.

“Hemos pedido la prorroga del Dólar Soja”

Rivara reconoció que desde la Federación de Acopiadores, solicitaron la prorroga de la medida demostrando con cuestiones concretas la importancia de hacerlo. “Vimos que el productor no estaba recibiendo el dinero que debería recibir porque había una depresión grande de ofertas, y la demanda ajustaba el precio de la soja”, explicó.

Por ello, “pedimos que se prorrogue la medida”, continuó, pero no recibieron una devolución favorable a su reclamo por parte de Economía. “Hay una diferencia de 40 dólares y el Estado está obligado a arrojar transparencia en el mercado porque hay una demanda que está concentrada, pero esto nunca ocurrió”, se quejó.

Por último, reconoció que el Gobierno logró el objetivo de aliviar las arcas de divisas en el Banco Central y el dolar soja pasó a un segundo plano. “Desde el principio el objetivo no era ayudar al productor. Fue una resolución desesperada del BCRA por necesidad de dólares y ya está cumplida”, concluyó.

“Faltaron a la palabra”

Por su parte, para el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, el Gobierno “faltó a la palabra”, desafiando a los productores con una resolución que “cambia las reglas de juego”.

“Las medidas del BCRA son desacertadas y están desconectadas de la realidad”, dijo. Si bien marcó que hubo una necesidad por parte del Gobierno de traer dólares al país, una vez que comenzó la recaudación, “tomaron medidas que van en contrasentido de lo que busca la producción”.

“El productor que se queda con el resguardo de su producción no es un especulador. Con una sequía mediante, sin seguro multirriesgo y con una economía debilitada el agricultor necesita financiarse y guardar su capital para poder seguir produciendo”, concluyó el dirigente.

EL ABC Rural