Efecto invernadero, emisiones en campos agrícolas y ganaderos

Técnicos del INTA advirtieron sobre los problemas ocasionados por las emisiones de gases de efecto invernadero en campos agrícolas y ganaderos, explicando la importancia de aumentar la eficiencia productiva para reducirlos.

Efecto invernadero
Una forma de reducir la emisión de gases de efecto invernadero, es mejorar la nutrición, la sanidad y la reproducción del animal.

El efecto invernadero es un proceso natural por el cual los gases presentes en la atmósfera (dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno y vapor de agua, entre otros) captan y retienen la radiación que el planeta Tierra emite al exterior.

Este fenómeno permite que las condiciones climáticas sean las óptimas para el desarrollo de la vida en el planeta. Sin embargo, el aumento sostenido en la concentración de los gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera desde el inicio de la Era Industrial, coincide con el aumento de la temperatura global, por lo que serían componentes importantes del cambio climático.

Con el objetivo de presentar trabajos de investigación sobre emisiones de gases de efecto invernadero en sistemas agrícolas, ganaderos, mixtos y naturales de la región pampeana argentina, desde el INTA Venado Tuerto continúan perfeccionando su conocimiento sobre este tema.

Entre algunos de los temas que abordan, el médico veterinario Guillermo Berra, explica que a mediados del siglo XX había dos miradas contrapuestas: el ambientalismo y el productivismo, mientras que en la ganadería del siglo XXI ambiente y producción van de la mano.

Dicotomía y asociaciones

En este sentido, Berra establece que “en aquellos años, el contrapunto se generó en torno a la aparición de plaguicidas que contaminaban pero que, a su vez, aumentaban los resultados productivos”.

efecto invernadero
Médico Veterinario,Guillermo Berra.

Sin embargo, hoy en día el aumento de la eficiencia productiva reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

En lechería, por ejemplo, se puede lograr que una vaca en vez de producir 20 litros de leche produzca 40 litros, y genere menos emisiones que dos vacas que producen 20 litros.

Una forma de reducir la emisión de GEIs es mejorar la nutrición, la sanidad y la reproducción del animal.

Respecto a la producción de carnes sucede lo mismo: “Entre un novillo que gana 500 gramos y otro que está ganando 1200 gramos, si bien genera un poco más de emisiones, estará ganando más del doble de peso, lo que significa que su ciclo culmina antes”, aseguró el referente.

En definitiva, es muy beneficioso desde el punto de vista ambiental aumentar la eficiencia productiva.

Como conclusión, el veterinario dijo que una forma de reducir la emisión de GEIs es mejorar la nutrición, la sanidad y la reproducción del animal.

Emisiones de gases en agricultura

Por su parte Fernando Salvagiotti, especialista del INTA Oliveros, habló sobre los procesos de pérdidas gaseosas en el marco de sistemas agrícolas, relacionado al nitrógeno (N) y cómo incide en esas pérdidas su manejo en las secuencias agrícolas, como así también cuando se realiza fertilización nitrogenada.

efecto invernadero
Fernando Salvagiotti, especialista del INTA Oliveros.

“Con la siembra directa se observaron siempre menos emisiones, pero cuando en la secuencia de cultivos se hace fertilización nitrogenada, hay un poco más”, destaca el profesional.

En el caso de la fertilización nitrogenada, es importante (desde el punto de vista de las pérdidas gaseosas) realizar buenas prácticas: diagnosticar dosis en base a análisis de suelos y potencial de rendimiento, elección de fuente fertilizante, momento de aplicación, incorporación del fertilizante, entre otras variables.

De todos modos, Salvagiotti argumentó que “aplicar Buenas Prácticas (BP) de fertilización, BP en el manejo de los sistemas como hacer rotaciones, mantener la mayor parte del año el suelo cubierto de acuerdo a los diferentes recursos para que haya menos N dando vueltas en el sistema, resultará clave para que haya menos emisiones”.

Emisiones de óxido nitroso

Por su parte Patricia Araujo, investigadora asistente del Conicet que trabaja en INTA Pergamino – Venado Tuerto, explicó sobre las emisiones de óxido nitroso de sistemas naturales como de cultivos.

“Los gases invernadero de la atmósfera cumplen un rol fundamental para lograr que tengamos un planeta habitable y con una temperatura en la cual todos podamos vivir”, indicó Araujo.

El problema actual es que la concentración de gases de efecto invernadero está aumentando y hace que menos calor salga del planeta.

A su turno, resaltó que muchos de estas circunstancias se deben a nuestras actividades que tienen que ver con cambios en el uso del suelo, como por ejemplo transformar un ecosistema natural (un pastizal, un bosque) para implantar cultivos.

 

 

 

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí