Dorper: cabaña La Esperanza importó genética ovina de Paraguay

Ubicado en la zona de Laborde, Córdoba, el establecimiento adquirió ejemplares de la raza Dorper, reconocida mundialmente por sus excelentes cualidades carniceras y de rusticidad.

Dorper
Pablo Sorasio (derecha) en Paraguay junto con uno de los reproductores machos Dorper adquiridos.

La raza ovina Dorper, originaria de Sudáfrica, es reconocida mundialmente por sus excelentes cualidades carniceras.

En los últimos años, en nuestro país se viene fomentando desde diferentes entidades la producción de carne ovina como una interesante alternativa para el productor y el consumidor, a lo que también se suma el actual interés por el intercambio comercial en genética ovina entre Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

Fue en tal sentido que Pablo Sorasio, propietario de la cabaña La Esperanza, ubicada en la zona de Laborde, en el sudeste codobés, aprovechó un viaje realizado a Paraguay.

Junto a otros cabañeros argentinos, concretó la exportación de ejemplares Hampshire Down a ese país, y a su vez, adquirió genética paraguaya Dorper, para poder continuar en su cabaña el desarrollo de la reproducción y cría de esa raza, y seguir ofreciendo ejemplares de mayor calidad.

dorper
Dorper es una raza de excelente condición carnicera y rusticidad, ya que es de pelo, y con muy poca lana, sin necesidad de esquila.

Excelente condición carnicera y rusticidad sin esquila

“Realizamos una gira a Paraguay durante la última semana de noviembre, donde visitamos diferentes cabañas, observando básicamente la raza Dorper, una de las  que contamos en la cabaña y que se viene imponiendo en la Argentina, debido a su excelente condición carnicera y rusticidad, ya que es una raza de pelo, y con muy poca lana, sin necesidad de esquila”, señaló Sorasio, en diálogo con El ABC Rural.

“Si bien de esta raza ya trajimos reproductores desde Nueva Zelanda, el año pasado se abrió la posibilidad de importar desde Paraguay, país que tiene cabañas con origen sudafricano, ya que en algún momento tuvieron la posibilidad de traer animales directamente desde Sudáfrica, a diferencia de la Argentina”, apuntó.

Por lo tanto, el entrevistado, explicó que “si bien actualmente por un problema sanitario de aftosa se cerró la importación de Paraguay y Uruguay desde Sudáfrica, quedó genética sudafricana, y eso fue lo que fuimos a observar”.

En definitiva, informó que “luego de visitar cuatro cabañas paraguayas, adquirimos ocho ejemplares Dorper que seguramente estarán llegando a la Argentina antes de fin de año, o durante los primeros días del año que viene”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí