Doce años después, una crisis que nadie quiere repetir en la Argentina

Se cumplen nada menos que doce años de la conflictiva Resolución 125 que abrió una enorme grita política que aún está lejos de cerrarse. Inclusive desde la Mesa de Enlace actual recomiendan “no repetir la historia” para evitar profundizar la división entre los argentinos.

doce años
Prueba de la lucha fueron los actos masivos y populares de Rosario y del Monumento de los Españoles en el año 2008, en los que confluyeron por igual productores de todo el país y ciudadanos y habitantes de zonas urbanas y suburbanas de la Argentina.

Hoy, miércoles 11 de marzo de 2020, se cumplen doce años de la implementación de la Resolución 125, que establecía un esquema de derechos de exportación móviles para el cultivo de soja, con fines confiscatorios.

Esta medida, impulsada en el seno del Gobierno de la doctora Cristina Fernández de Kirchner, coronaba una serie de aumentos de las mal llamadas “retenciones” en los principales productos agropecuarios en los meses previos, que se sumaban a un conjunto de obstáculos y prohibiciones a las exportaciones.

Por entonces, se estaba escribiendo un capítulo oscuro del país que va a quedar en la historia por siempre, no solo como un recuerdo, sino también como una consigna para no repetirla.

¿Circunstancias similares a las actuales?

El suceso se daba en un contexto de precios internacionales mucho más altos que los actuales, que no pudo aprovecharse, y que le hubiera permitido a los productores y al país, generar una situación extremadamente más favorable. Momento que para muchos productores, economistas y dirigentes del ámbito político fue una oportunidad perdida.

Si bien el escenario general es diferente, estamos en presencia de un fenómeno mundial muy particular. Los valores de los comodities tienden a la baja (ayudado por el problema del Coronavirus y los conflictos globales), situación que preocupa al productor.

Pero volviendo a la instauración de la 125º, fue según varios constitucionalistas, una medida inconstitucional tomada por el Poder Ejecutivo en 2008, que estuvo acompañada de un intento de menospreciar la producción agropecuaria.

doce años
Los primeros luchadores de la Mesa de Enlace sostuvieron en 2008 un conflicto desgastante que ganaron en 2008.

Una grieta continua

Hubo por entonces una escalada verbal y discursiva en la que se identificaba al sector agropecuario como enemigo a vencer y se caricaturizaba y desvalorizaba a los productores con expresiones degradantes.

Hoy, a doce años de este conflicto, “resulta imperativo reflexionar para no repetir la historia”, advierten desde la Mesa de Enlace Agropecuaria, compuesta por las cuatro entidades gremiales del sector.

Esta entidad que institucionalizó la protesta en 2008, tuvo que salir nuevamente al ruedo en 2020, debido a un nuevo incremento de los derechos de exportación, hoy dentro de un “programa de Gobierno” que fue caratulado como “solidario” por el propio Ejecutivo.

doce años
Rosario, 25 de Mayo de 2008. Vista desde un piso 17 cuando se les pidió que bajaran las pancartas en el acto del campo en el Monumento a la Bandera.

Muchos productores se han visto obligados a adoptar medidas de protesta frente a un nuevo escenario crítico. En un contexto internacional difícil, y una insostenible presión fiscal.

“Se pone en riesgo a los productores”

Nuevos aumentos de derechos de exportación -cuando se hace sentir una fuerte sequía que va a impactar seriamente en los rindes generales, con pérdidas totales en muchos casos- hacen que se ponga en riesgo no solo la situación de los productores en el presente, sino fundamentalmente las siembras de la campaña próxima y la subsistencia de muchos agricultores en los campos.

“Es necesario establecer alternativas y no volver a desatar esa escalada verbal, pues este fue un recurso que no funcionó en el pasado. Debemos trabajar para no alimentar una grieta que debiéramos superar como Nación, de una vez por todas”, aseguran los productores.

doce años
Los productores autoconvocados salen a las rutas a manifestar su descontento, del mismo modo que en 2008. (foto tractorazo en Pergamino)

Por ese motivo, miles de autoconvocados desoyen la proclama de algunos dirigentes selectos y miran el horizonte con la conciencia de vivir en carne propia el peligro y salen a las rutas a manifestar su preocupación.

A doce años de una crisis que le costó mucho a la Argentina, el mundo agropecuario se mueve con el claro objetivo de no volver a repetir la historia.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí