Dietrich dijo que próximamente se inaugurarán 10 km de la Autopista RN 8 en Pergamino

Esta mañana el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, recorrió las obras junto al intendente Javier Martínez.

Susana Lázari, Guillermo Dietrich y Javier Martínez, recorrieron distintos puntos de la Autopista en su tramo final de Pergamino.

La Autopista RN 8 Pilar-Pergamino, es una obra de gran magnitud largamente reclamada, muchas veces demorada y que ahora se está construyendo con fondos nacionales.

Es una Autopista de 160 km financiada a partir de una inversión de más de 19.500 millones de pesos que beneficiarán a más de 8.000 conductores todos los días.

Esa mañana el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, junto a la diputada provincial Susana Lázzari, recorrió distintos puntos de la Autopista en su tramo final de Pergamino, junto al intendente Javier Martínez. Recorrieron el tramo ya hecho y el que está en ejecución como así también observaron los trabajos de movimiento de suelo y de hormigón que se realizan sobre el puente en construcción.

“Esta obra significa que todo el tránsito pasante no va a pasar más por la ciudad y vamos a habilitar en los próximos meses, esto que estamos recorriendo ahora que son algo así como 10km”, dijo Dietrich en la ocasión.

Obras en el tramo final Pergamino de la Autopista RN8.

En 2019 se inaugurarán en total entre 55 y 60 km. de la Autopista. “En 12 años el kirchnerismo hizo 12 km y nosotros la estamos prácticamente terminando en un plazo de 4 años y un poquito más, teniendo en cuenta que al principio tuvimos muchos problemas para arrancar. Esto es una obra histórica, monumental, casi nunca en la historia se han hecho tantos kilómetros de autopista al mismo tiempo”, aseguró.

¿Por qué autopista y no autovía?

En cuanto a la seguridad vial que se pretende alcanzar con esta obra, el funcionario nacional dijo: “El kirchnerismo había licitado una autovía, una ruta que tiene características mucho menos seguras que lo que estamos construyendo ahora nosotros, que es una autopista, y sobre todo mucho más fácil de construir. La autovía no tiene colectoras, no tiene puentes. Los frentistas, las fábricas, todos entraban directamente a la calzada principal, un peligro. Nosotros además de priorizar, conseguir el dinero y darle prioridad a todo esto, tuvimos que ponerle mucha cabeza de ingeniería y de gestión para transformar esto en una autopista”

“Agregarle las colectoras, todos los puentes y expropiar que es lo más complicado de todo. Porque cuando vos haces una autopista, lo que antes era un retorno, se hace un puente grande. Tenés que correr líneas de alta tensión, expropiar campos, demoler propiedades de viviendas. Todo eso fue un trabajo muy intenso”, agregó Dietrich.

Esta obra, que tendrá un gran impacto en las próximas décadas, aportará seguridad vial para que los vecinos puedan viajar tranquilos por la ruta.

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí