Delitos rurales: en Pergamino faenan animales cerca de cámaras de seguridad

Por séptima vez ocurre en un campo de la localidad de J. A. de la Peña, en ese partido del norte bonaerense. 

delitos rurales
Foto El Tiempo

Los delitos rurales son una constante en el país. En este caso se trata de un hecho ocurrido en el partido de Pegamino, en el norte bonaerense. El jueves último por la noche, un productor agropecuario de la localidad de J. A. de la Peña, encontró las vísceras y los restos de un ejemplar de ganado bovino. Es el séptimo robo en nueve meses en un lote ubicado sobre la Ruta Nacional 188, en la cercanía de la planta urbana de la localidad.

Los episodios de faena de animales que viene sufriendo ese productor, podrían esclarecerse con los registros de las cámaras de seguridad de esa localidad que -según publica el semanario local El Tiempo- desde hace un tiempo han dejado de funcionar.

Desde diciembre al jueves pasado, el productor pergaminense ha sufrido siete episodios de abigeato en ese lote lindero a la zona urbana del pueblo y sobre la traza asfáltica, lo que lo convierte en un predio iluminado.

Modus operandi

De acuerdo a lo informado por el damnificado, los faenadores ingresan a las instalaciones agropecuarias cuando apenas cae la noche y arrean los animales hasta los corrales de “encierre” para proceder a seleccionar el mejor o los mejores ejemplares para ultimarlos, descuartizarlos y apoderarse las partes más productivas que pueden convertir en cortes de carne para comercializar ilegalmente.

delitos rurales
Cuando cae la noche, los delincuentes ingresan al campo y arrean los animales hasta los corrales de “encierre” para elegir el mejor ejemplar, (Foto El Tiempo)

En varios de los episodios han faenado vacas preñadas y a los fetos los han decapitado para dejarlos en los corrales. Las veces que mataron madres con terneros en etapa de crecimiento han quedado “guachos” sin posibilidades de desarrollarse adecuadamente con el amamantamiento.

Quejas del productor

La queja del productor agropecuario es por la cercanía del campo con el destacamento policial; la visibilidad de los movimientos al estar sobre la ruta y en un sector iluminado -por ser urbano- y la imposibilidad de que hayan sido filmado los sospechosos por la avería de las cámaras de seguridad que siguen instaladas pero sin funcionar.

Los cuatreros despliegan este tipo de delitos rurales dentro del predio por más de una hora entre que arrían los animales, los encierran, los faenan y cargan las medias reses a una camioneta. (Fuente: El Tiempo)

El ABC Rural

NOTA RELACIONADA: Un pueblo bonaerense con un promedio de un delito rural al día