Cultivos de servicios y manejo de las napas en la mira de Aapresid

El ajuste de la ventana de crecimiento de los cultivos de servicios es una de las preocupaciones de investigación de Aapresid: ¿puede mejorar el consumo de agua en sistemas con influencia de napa?

Según el año, las napas superficiales pueden ser un aliado o transformarse en un problema. En ese sentido, la Regional Los Surgentes-Inriville de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), realizó ensayos para evaluar si el aumento de la ventana de crecimiento de distintos Cultivos de Servicios (CS) permitía aumentar el consumo de agua y manejar el ascenso de la napa.

También se evaluó cómo esta variación en la duración del ciclo impactó sobre la producción de materia seca (MS) y control de malezas por parte de los CS. Las opciones elegidas incluyeron mezclas de vicia+centeno, vicia+avena y vicia inoculada.

En el primer ensayo los CS se incluyeron entre soja de primera y maíz. Se optó por una siembra anticipada al voleo sobre la soja aun en pie (R6) el 11 de marzo. El secado químico se realizó el 12 de septiembre marcando un ciclo de crecimiento de 184 días.

En el segundo ensayo los CS se sembraron el 9 de junio con sembradora de grano fino en la ventana entre maíz y soja. El secado se realizó con rolo el 21 de octubre (134 días siembra-secado).

Producción de materia seca y control de malezas

Si bien las ventanas de crecimiento de los CS difirieron en 50 días, no se tradujeron en variaciones en la producción de MS, con valores de 6.100 kg/ha para vicia + avena, de 4.800 kg/ha para vicia inoculada y por encima de los 5.000 kg/ha en vicia + centeno en ambas fechas de siembra.

Esto puede explicarse porque, si bien las siembras tempranas permitieron un crecimiento inicial en otoño, el mismo se estancó en el invierno. Por su parte, las siembras tardías aprovecharon las primeras semanas de la primavera, cuando el despegue de la producción –especialmente de la vicia y el centeno– compensó la menor ventana de crecimiento.

En cuanto al control de malezas, ambas fechas de siembra permitieron controles efectivos. Aun con un ciclo de crecimiento menor, la siembra tardía logró un 80% de control con vicia y un 90% con la mezcla vicia + centeno.

Consumo de agua y manejo de la napa

Cuando se comparan variables asociadas a la gestión del agua en vicia sembrada sola con la mezcla de vicia + centeno, tampoco se observaron diferencias significativas.

Si bien las precipitaciones durante el ciclo del CS fueron de 98 y 166 milímetros para la siembra de junio vs. de marzo, el consumo total de agua fue similar para ambas fechas de siembra.

napas

Por el contrario, la eficiencia de uso del agua (EUA) fue mayor en las siembras tardías, lo cual también pudo haber influido en el efecto compensatorio sobre la producción de MS

Comparando los CS con el testigo bajo barbecho, se visualiza la gran ineficiencia de este último en términos del aprovechamiento del agua ya que, lejos de lo que suele pensarse, buena parte de las precipitaciones no se almacenan para el cultivo estival, sino que se pierden.

Los resultados muestran que, si bien los niveles de materia seca y el control de malezas se mantuvieron, el aumento en la ventana de crecimiento de los CS no permitió incrementar el consumo de agua durante el invierno.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí