Cultivo de trigo: la “estrella” este año, sobre todo para Mar y Sierras y sudeste cordobés

“En ambas regiones el cultivo de trigo pasa a ser una interesante oportunidad, siendo una sorpresa para Córdoba, y no hay que desperdiciarla”, consideró el asesor Pablo Calviño. Importancia de la planificación y diferenciación para comenzar de la mejor manera.

cultivo de trigo
En trigo la oportunidad está dada. Argentina pasó de tener un comprador predominante como Brasil, a tener más de 16 compradores en todo el mundo..

En el marco del congreso A Todo Trigo 2020, los asesores privados Pablo Calviño, Gustavo Duarte, Fernando García y Nahuel Reussi Calvo, coincidieron en que este año el cultivo de trigo será la “estrella”.

Los especialistas consideraron que se debe a las favorables condiciones que se presentan en términos climáticos, de rendimiento y rentabilidad, mientras se continúen algunos lineamientos.

“La oportunidad está dada. Pasamos de tener un comprador predominante como Brasil a tener más de 16 compradores en todo el mundo”, indicaron.

“No cometamos el error de hacer cultivos de trigos baratos, si no de calidad y alto rendimiento”, consideraron.

Para Calviño, los cultivos de invierno son los únicos que están mostrando buenas perspectivas en materia de rentabilidad en la mayor parte de las regiones.

cultivo de trigo
“Aunque estemos en el sur de Córdoba, tenemos pisos de rendimientos suficientemente altos como para pensar en buenas tecnologías para aplicar”, afirmó el asesor Pablo Calviño.

Planificación y diferenciación, la clave para empezar

En sus recomendaciones para las zonas de Mar y Sierras y el sudeste de Córdoba, el especialista hizo hincapié en la importancia de la planificación y diferenciación para comenzar de la mejor manera.

“En este momento, en ambas regiones solo el cultivo de trigo pasa a ser una interesante oportunidad, lo que es una sorpresa para Córdoba, y no hay que desperdiciarla”, expresó.

En primer lugar, Calviño aconsejó observar los lotes y diferenciarlos en el manejo tomando en cuenta ciertos indicadores.

“En Mar y Sierras se debe observar el agua en el suelo y la limitante en profundidad, con buenos rendimientos y menos dependencia del agua de la siembra, y en el sudeste cordobés también habrá que mirar la profundidad, posición y salinidad de napa”, consideró.

“Aunque estemos en el sur de Córdoba, tenemos pisos de rendimientos suficientemente altos como para pensar en buenas tecnologías para aplicar”, afirmó.

En tanto, el disertante, advirtió que “en Mar y Sierras es clave ver la posición topográfica, ya que entre los sectores más altos y bajos, hay diferencias de hasta 3,5 grados, y si no miramos eso estamos desperdiciando oportunidades”.

cultivo de trigo
En sus recomendaciones para las zonas de Mar y Sierras y el sudeste de Córdoba, Calviño hizo hincapié en la importancia de la planificación y diferenciación para comenzar de la mejor manera.

Fertilidad del lote destinado a trigo

Para conocer la fertilidad del lote, según Calviño, los indicadores claves son el nitrógeno (N) a mineralizar y la porosidad del suelo.

“Lo más importante será trabajar con perfiles culturales. Habrá que medir fósforo (P) y N, y conocer la historia del azufre (S)”, explicó.

En Mar y Sierras, se deben realizar dos aplicaciones de N, salvo en siembras tardías. Además, es importante identificar si un sector rinde menos por un cambio de categoría”, aconsejó.

Por último, el asesor se refirió a las residualidades, y lamentó que actualmente la problemática sea muy grave por la falta de conocimiento.

“Es interesante ver cómo estamos con la toxicología sobre el medio, el trabajador y lo que hacemos”, subrayó.

“El trigo es de los más amigables con el medio, ya que trabajamos con muchos modos de acción para evitar que haya resistencia de las malezas”, apuntó.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí