Cría de tilapias: en Pergamino producen carne de pescado de calidad

A través de la cría de tilapias en forma intensiva y artificial, el objetivo de esta interesante producción alternativa es abastecer la creciente e insatisfecha demanda de la comunidad china en Argentina, restaurantes y hoteles.

cría de tilapias
Emanuel Linares, el mentor del proyecto de cría de tilapias en Pergamino, junto a Diego Miguel, quien actualmente lo acompaña en su desarrollo.

La pasión por los peces que para el joven pergaminense Emanuel Linares comenzó como un hobby desde muy pequeño, con el correr de los años se transformó en un interesante proyecto de producción alternativa a través de la cría de tilapias.

Hace unos tres años comenzó a trabajar para obtener carne de calidad de este pez de agua templada dulce, a través de un criadero intensivo artificial en su campo familiar, ubicado entre las localidades de J.A de la Peña y Acevedo, en el partido bonaerense de Pergamino.

El objetivo de esta interesante producción, es abastecer la creciente e insatisfecha demanda de la comunidad china que reside en Argentina, y los restaurantes y hoteles que ofrecen platos gourmet.

Para conocer las características de la cría de tilapias en plena Pampa Húmeda, El ABC Rural visitó el establecimiento pergaminense, y dialogó con Linares, el mentor del proyecto, y con Diego Miguel, quien actualmente lo acompaña en su desarrollo.

Cría de tilapias
Estos peces de agua templada necesitan un ambiente con entre 24 y 28º de temperatura para un engorde eficiente, por lo que se destinó para la cría un gran galpón con aislación térmica y calderas.

Gran rusticidad e interesante mercado y retorno comercial

“La pasión desde muy chico por la cría de peces, me llevó a realizar una tecnicatura intensiva en producción acuícola en San Vicente, Buenos Aires, y una vez culminados los estudios, comencé con el proyecto comercial de cría de tilapias”, indicó Linares, quien también es escribano y concejal.

“Me incliné por ésta especie debido a su gran rusticidad en cuanto a cambios de temperatura y parámetros del agua, y su interesante mercado y tasa de retorno comercial, ya que en Argentina hay 1.200.000 residentes chinos, principales e insatisfechos demandantes”, destacó.

Por lo tanto, el emprendedor dijo que aprovechó las instalaciones existentes en su campo familiar. “Contamos con un gran galpón en el cual se invirtió en aislación térmica y calderas, ya que al ser peces de agua templada, necesitan un ambiente con entre 24 y 28º de temperatura para un engorde eficiente”, comentó.

En esta línea de trabajo, Alexis Johnson fue el socio inicial al frente de este proyecto durante los primeros dos años, aunque por cuestiones personales decidió retornar a Córdoba, su ciudad de origen.

Cría de tilapias
La tilapia se destaca por su gran rusticidad para la cría en cuanto a cambios de temperatura y parámetros del agua, y su interesante mercado y tasa de retorno comercial.

Reproducción propia y oferta de alevines para criaderos

Pero hace un año se sumó al criadero Miguel, quien también estudió en San Vicente, y trabajó en reproducción de truchas en un establecimiento de Bariloche.

“Los alevines (crías) de tilapias se adquirían en Ramallo, por lo que me sumé sobre todo para reproducirlos nosotros mismos, e innovar en un mercado al cual también apuntamos, ofreciéndolos a los criadores de tilapias, ya que en Argentina no hay mucha tecnología para producir alevines”, subrayó el nuevo integrante del criadero.

“En una primera etapa veníamos probando con genética de tilapias tradicional, que tiene una alta tasa de natalidad hembra, e inconvenientes en el engorde durante la etapa de ovulación porque no comen, perdiendo energía y peso, y no tiene sentido engordarlas”, señaló Linares.

Por eso, Miguel, remarcó que “en una segunda etapa importamos genética de Costa Rica, modificada de la tilapia tradicional vía cruzas naturales, para poder lograr un 75% de machos, y así mejorar notablemente las tasas de engorde”.

Cría de tilapias
Luego del nacimiento, los alevines llegan hasta los 3 gramos de preengorde en peceras.

Ciclo de cría y alimentación balanceada

En cuanto al ciclo de cría de la tilapia, Linares informó que comienza con la reproducción, colocándose un macho cada tres hembras, y después del nacimiento los alevines llegan hasta los tres gramos de preengorde en peceras.

“Luego se realiza todo el ciclo de engorde y terminación en tanques de 5.000 litros de agua, hasta que los ejemplares llegan a unos 550 gramos de peso vivo final, ya que el peso comercial es a partir de los 400 a 450 gramos vivo, denominado tamaño plato”, explicó.

En cuanto a alimentación, Miguel indicó que se utiliza un balanceado exclusivo para tilapias que ofrecen diferentes empresas, y que como materia prima contiene soja, maíz y harinas de pescado, que aportan Omega 5 y 6, fundamentales para el adecuado engorde y desarrollo de la tilapia.

“La idea a futuro es poder producir nuestro propio alimento, y darle así valor agregado a la producción agrícola del campo”, apuntó Linares.

El peso comercial de la tilapia es a partir de los 400 a 450 gramos vivo, denominado tamaño plato.

“Hace falta en nuestro país mayor cantidad de criadores”

Si bien el mercado y demanda local se concentra básicamente en la comunidad china que reside en Argentina, Miguel, destacó que “también hay una buena demanda de restaurantes y hoteles para platos gourmet de alta cocina, con una demanda que hoy está garantizada e insatisfecha, comercializándose todo lo que se pueda ofrecer”.

Por lo tanto, Linares, afirmó que “hoy hace falta en nuestro país mayor cantidad de criadores, emprendedores que se dediquen a la cría de tilapias para poder satisfacer el creciente mercado local”.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí