Cotar, la marca de lácteos de Rosario que se transformó en cooperativa

Tras la reciente quiebra de la empresa Comas SRL que gestionaba Cotar, desde el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) dieron el visto bueno para dar forma a una cooperativa de trabajadores.

cotar
Los trabajadores de Cotar votaron para que Cristian Esquivel sea presidente de la cooperativa “Nueva Cotar de la gente”. Claudio Carusso será su secretario y Luciana Ferreyra la tesorera.

Cotar es una marca de lácteos reconocida de la ciudad de Rosario que sufrió varias crisis, pero siempre contó con sus trabajadores como principales protagonistas para mantenerse en pie.

Tras la reciente quiebra de la empresa Comas SRL que gestionaba la lechera de barrio Industrial de la ciudad de Rosario -dejando un pasivo de 1.200 millones de pesos– desde el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) dieron el visto bueno para dar forma a una cooperativa de trabajadores.

Luego de la firma del acuerdo para que los trabajadores de Cotar se hagan cargo de la planta y queden al frente de las operaciones, se realizó una asamblea en la planta en la que se definió el nombre de la nueva cooperativa y se eligieron las autoridades. Los trabajadores de Cotar votaron para que Cristian Esquivel sea presidente de “Nueva Cotar de la gente”, Claudio Carusso asuma como secretario y Luciana Ferreyra como tesorera.

De este modo, se concedió a los trabajadores el uso de las instalaciones y la planta por 90 días, un contrato prorrogable por 90 días más. Se espera que en 10 días quede conformada en forma oficial la cooperativa que operará la empresa.

“Nosotros por suerte no paramos nunca”

‘‘Hace 39 años que trabajo en Cotar y durante ese tiempo cumplí diferentes tareas, y durante tantos años se pasaron por diferentes momentos, estuvimos en un concurso por quiebra durante 20 años, y se fue, y decidimos tomar las riendas nosotros y salir adelante’’, relató el roldanense Carlos Verón, una de las principales piezas para esta reconstrucción.

Nosotros por suerte no paramos nunca, pero Comas SRL nos abandonó el viernes 11 de marzo y los trabajadores tomamos las riendas de la fábrica para no discontinuar; en total somos 141 trabajadores asociados y decidimos trabajar como cooperativa para poder darle continuidad y seguir con la autogestión”, agregó.

Sobre el objetivo a corto plazo, Verón, señaló que “es tratar de recuperar los productos que teníamos en un principio y volver a los mercados perdidos, como son los super grandes de Rosario. Sabemos que no es nada fácil, porque debemos producir el doble, pero las ganas están y el esfuerzo también’’. (Fuente: El Roldanense)

El ABC Rural

 

Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL