Cosecha de nuez pecán: recomendaciones para un trabajo intensivo

El INTA Concordia, Entre Ríos, realizó un informe sobre recomendaciones a tener en cuenta durante las labores de cosecha de nuez pecán.

cosecha de nuez pecán

Comenzó la cosecha de nuez pecán en las zonas de producción más importantes de este fruto seco, como por ejemplo la provincia de Entre Ríos y el Delta del Paraná, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Desde fines de marzo y principios de abril, se abrieron los frutos (rueznos) de las variedades más tempranas como Pawnee, Desirable y Shoshoni.

Si bien las perspectivas muestran que en la provincia esta campaña 2019-2020 no será de las mejores (de media a baja), las labores de cosecha deben comenzar lo antes posible, para evitar el contacto de las nueces con el suelo.

Así lo recomendó Marina Panozzo del INTA Concordia, Entre Ríos, quien realizó un informe sobre las labores de cosecha de nuez pecán, haciendo hincapié que a medida que las diferentes variedades van alcanzando su grado de madurez, se debe proceder a su cosecha inmediata.

“En Argentina esto normalmente ocurre de abril a junio. Son meses en los que los productores pecaneros ponen la mayor dedicación en el laboreo de sus huertos. La temporada de cosecha no admite ningún tipo de demoras”, indicó.

Acondicionamiento del suelo para adaptarlo al tipo de cosecha

Previo al inicio de la cosecha se debe acondicionar el suelo, adaptándolo al tipo de cosecha que se llevará a cabo.

En los casos en que se acompaña la actividad con la cría de animales, éstos deben ser retirados de la plantación con la anterioridad suficiente para garantizar que no habrá contacto entre las nueces y la materia fecal.

También es necesario retirar las nueces del año anterior, para evitar que se mezclen con las nueces de la nueva cosecha. Asimismo se recomienda la nivelación del terreno para facilitar las actividades.

En los casos en que se levantan las nueces del piso, ya sea con maquinaria específica para tal fin, o en forma manual; es importante eliminar la cobertura vegetal.

Sin embargo, cuando se hace uso de lonas, basta con mantener el pasto corto durante la cosecha, recomendándose el uso de estas lonas, para evitar el contacto de las nueces con el suelo y facilitar su recolección.

Es importante mantener separadas por variedad las nueces cosechadas. Esto facilitará todas las etapas posteriores, incluyendo la disposición final para el consumo.

Finalizado el día de cosecha, las nueces deben ser dispuestas en la planta procesadora, dónde se realiza una limpieza previa al secado. En los meses de mayo y junio las actividades de cosecha y secado se superponen.

Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL