Corrientes desarrolla el primer snack de cannabis

Hay expectativa en Corrientes para su desarrollo industrial. Serían unas “hojuelas deshidratadas”, parecidas a las papas fritas, pero con sabor a frutilla y mango.

corrientes
Los estudios en la temática avanzan a pasos agigantados y, en la oportunidad, la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), con sede en Corrientes, tuvo la iniciativa para el desarrollo del producto alimenticio a base de pulpa de frutilla y mango, aprovechando que son dos frutos que se producen en la región del NEA, y sumándole extracto enriquecido en cannabidiol (CBD).

En la provincia de Corrientes se trabaja con el primer snack con cannabis desarrollado en el país. Se trata de unas “hojuelas deshidratadas”, parecidas a las papas fritas y, si bien el proyecto está en pleno desarrollo, hay expectativas para su realización industrial.

Los estudios en la temática avanzan a pasos agigantados y, en la oportunidad, la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), con sede en Corrientes, tuvo la iniciativa para el desarrollo del producto alimenticio a base de pulpa de frutilla y mango, aprovechando que son dos frutos que se producen en la región del NEA, y sumándole extracto enriquecido en cannabidiol (CBD).

Se trataría entonces de unas “hojuelas deshidratadas” con sabor a frutilla y mango, ya que es una manera de aprovechar los frutos de la región, en especial el mango criollo, que en muchos casos no se consume fresco debido a su alto contenido de fibra, por lo que termina siendo desechado y, además, el fruto es conocido por sus potencialidades al ser combinado con cannabis.

Las frutillas también son de importante producción en las provincias de Corrientes, Chaco y Formosa; entonces, se podrían utilizar aquellas que no estuvieran en condiciones de comercializarse.

Apoyo del gobierno provincial 

Asimismo, cabe mencionar que hace un año está vigente el Estatuto de la Sociedad del Estado para la producción e investigación del cannabis medicinal de Corrientes.

También a partir de un decreto firmado por el gobernador Gustavo Valdés, se creó la Asociación Correntina Cannábica para la Investigación Medicinal (Accim) y se encargan de brindar el cannabis a este proyecto.

Además, en el 2020 se aprobó la Ley 27.350, que regula la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta y sus derivados.

El ABC Rural

NOTA RELACIONADA: Jujuy inició la cosecha de cannabis medicinal más importante de Latinoamérica

 

Periodista especializado en Agro de EL ABC RURAL