Con “La Niña” en retirada, ahora comienza la neutralidad

El especialista en ciencias meteorológicas, José Luis Aiello dice que “La Niña” está oficialmente en retirada y que en junio se alcanzaría la Neutralidad. Se producirán lluvias en las próximas horas. “El productor triguero debería esperar patrones cuasi normales de lluvias y pensar en un diseño de siembra según el calendario normal de cada región”, señala el experto.

la niña

“La Niña” que puso en jaque a la campaña de soja en Argentina está oficialmente en retirada. Así lo afirma el doctor en ciencias meteorológicas Luis Aiello, quien explica que  “en junio se alcanzaría la Neutralidad. El Pacífico va hacia condiciones de neutralidad hasta comienzos de la primavera”.

El informe fue difundido a través de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), e indica que la campaña gruesa ha sido duramente condicionada por la falta de agua y “La Niña” ha sido su protagonista, pero que ya no lo será en la campaña fina.

“El productor triguero debería esperar patrones cuasi normales de lluvias y pensar en un diseño de siembra según el calendario normal de cada región”.

La NOAA acaba de publicar el índice actualizado de la anomalía del Pacífico y Aiello comenta: “La anomalía (del Pacífico) muestra un progresivo calentamiento por tercer período consecutivo. Después de un enfriamiento, que llegó a su máximo en diciembre, está disipándose el evento frío “La Niña”.

“Ya entramos en una etapa de comienzos de neutralidad, que debería producirse en junio, en plena siembra fina de argentina. El Pacífico va hacia condiciones de neutralidad hasta comienzos de la primavera. En estas circunstancias, el productor triguero debería esperar patrones cuasi normales de lluvias y pensar en un diseño de siembra según el calendario normal de cada región”.

Lluvias para lo inmediato en la región pampeana

Aiello agrega: “En las próximas horas, el pasaje del primer frente de abril producirá lluvias en la región pampeana. Esperamos que la gran disponibilidad de humedad que presentan las capas bajas de la atmósfera se capitalice en precipitaciones de moderada intensidad y amplia distribución”.

Tras “La Niña”, los forzantes “extra Pacífico” van a definir las características climáticas de buenas condiciones del arranque de la cosecha de la campaña fina en Argentina.

Refiriéndose al temor que deja esta campaña gruesa de tanta incertidumbre climática y tras dos campañas donde el trigo fue severamente condicionado por la falta de agua, Aiello muestra un escenario más favorable para el trigo 2021/22, pero advierte del cambio climático motorizado por el calentamiento global: “En Argentina, en la agricultura ya lo venimos sintiendo desde hace muchos años”.

“Si se toma el comportamiento climático de los últimos 15 años –dice el experto- es muy difícil encontrar campañas donde el clima se haya acercado al comportamiento estadístico. El clima influenciado por el Tiempo Extremo tiene una alta volatilidad que excede las expectativas. Afrontar esto es el gran desafío que tiene por delante la agricultura”.

Escenario para la próxima campaña triguera

—Estamos a un mes de la siembra triguera y hay mucho temor al clima. El trigo fue afectado por la falta de agua en el 2019 y el 2020 ¿Puede ser afectado por otra “Niña”?

—Sí, es lógico el miedo. El trigo y la soja son los que más sufrieron el impacto productivo por la falta de agua en las dos últimas campañas. Por eso es muy importante que en el inicio de toda campaña agrícola, el primer indicador que se tome sea el estado térmico del Pacífico Ecuatorial Central (Niño/Niña/Neutralidad).

Hay que ver su posible evolución y hacer un análisis analógico para dar un escenario de referencia. Por eso hablamos del índice ONI de la NOAA, que contiene los principales mecanismos físicos que van modulando la distribución de temperatura superficial en el Pacífico ecuatorial central.

Puede notarse que, a partir de mayo, si bien los valores indican aún un estado de enfriamiento del Pacífico, técnicamente ya no se trata de una “Niña”. Hubo un cambio importante en los últimos meses y las condiciones de neutralidad se harían presentes en el mes de junio.

Para que quede claro, el evento frío “La Niña” está disipándose, ya entramos en una etapa de comienzos de neutralidad. El Pacífico va hacia condiciones de neutralidad hasta comienzos de la primavera, eso hay que tenerlo muy en cuenta.

En estas circunstancias, el productor triguero debería esperar patrones cuasi normales de lluvias y pensar en un diseño de siembra según el calendario normal de cada región.

lA nIÑA

—Puntualmente en abril, ¿cómo van incidir las lluvias pensando en la cosecha argentina?

—Durante el actual mes, si bien tendremos coberturas nubosas, las mismas no generarían lluvias conflictivas para la recolección. No hay que descartar que pasado este mes, las condiciones de humedad pudieran dificultar esas tareas.

—¿Cuál es su punto de vista para este nuevo ciclo agrícola que empieza con el trigo 2021/22? ¿Habrá mejores condiciones de siembra que hace un año?

—De acuerdo a mi opinión, y suponiendo una evolución de neutralidad hasta la primavera, los forzantes “extra Pacífico” van a definir las características climáticas de buenas condiciones del arranque de la cosecha de la campaña fina en Argentina.

Por eso creo que tenemos que seguir en las próximas emisiones de GEA dos cuestiones muy importantes: la posición del anticiclón del Atlántico y las anomalías de temperaturas en el Atlántico sur.

El ABC Rural