Con buena calidad de semillas se iniciará una gran campaña

Así lo informó Miriam Arango, directora del laboratorio de semillas del INTA Oliveros, Santa Fe, en base a la información recabada sobre análisis de muestras de soja y maíz de varias zonas de la región agrícola.

Las pruebas de vigor (cold test) en maíz recién comenzaron a realizarse, con buenos resultados preliminares.

La calidad de semillas en la implantación de cultivo es trascendental para lograr posteriormente buenos rendimientos, un aspecto muy importante de cara a una nueva campaña estival. Esa calidad sanitaria está directamente relacionada con la germinación , así como la emergencia, el vigor y el desarrollo de las plántulas, teniendo por lo tanto un papel preponderante en la buena implantación del cultivo.

En Argentina, los hongos son los principales causantes del deterioro de la semilla. La presencia de enfermedades causadas por hongos afecta la calidad, produciendo daños directos como pérdidas de rendimiento o disminución de la calidad comercial del grano y también daños indirectos, como la disminución de la calidad de la semilla para la siembra, con daños mayores cuando más temprano ocurra la infección.

En ese sentido, la emergencia a campo puede estar afectada, entre otros, por dos factores sanitarios: presencia de patógenos en la simiente y en el suelo.

Por lo tanto, la utilización de semillas de alta energía y buen  poder germinativo, favorece la obtención de plantas sanas y vigorosas, evitando la introducción de inóculo de patógenos a lotes donde no se encuentren presentes.

Análisis de calidad campaña 2019/20

Para conocer el resultado del análisis de calidad de semillas de soja y maíz disponibles para la venidera campaña estival 2019/20, El ABC Rural diálogo con Miriam Arango, directora del laboratorio de semillas del INTA Oliveros, Santa Fe, quien recabó información sobre el análisis de muestras de simientes de muchas zonas de la región agrícola.

“En general la semilla de soja para esta campaña es de buena calidad, ya que las pruebas de Poder Germinativo (PG) arrojaron resultados por encima de 85%, que es el porcentaje mínimo que se utiliza para su comercialización”, informó la especialista. “No observamos en general problemas de hongos, a excepción de lotes que llegaron desde la provincia de Entre Ríos, la cual recibió lluvias importantes durante el periodo de cosecha, provocando la demora de las labores, de modo que el cultivo quedó en el campo más tiempo y eso provocó la proliferación de hongos que afectaron la semilla”, detalló.

En ese sentido, la entrevistada lamentó que “la mayoría de los productores no realiza el análisis sanitario de su semilla de producción propia, algo muy importante que deberían hacer en los laboratorios especializados, para identificar qué hongos están presentes y con qué productos tratarlos”.

En tanto, indicó que “los lotes de semillas de maíz también en general cuentan con entre 85 y 90% de PG, las que vienen siempre curadas, por lo que no tuvimos problemas. Las pruebas de vigor (cold test) recién comenzaron a realizarse, también con buenos resultados preliminares”.

Por último, Arango, recordó que “luego del análisis hay que tomar recaudos para un posterior buen almacenaje de la semilla, a la espera de la siembra”.

 

 

 

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí