Compromiso con la sustentabilidad productiva

Luciano Venini

redaccion@nuevoabcrural.com.ar

Con 96 años de vida institucional, la comercialización de productos agrícolas es la principal actividad de la reconocida Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA). La venta de 19.800.000 toneladas anuales, posicionan a la entidad como el mayor operador de granos del país, con una participación del 17% sobre el total de la producción argentina.

El sistema cooperativo ACA, está formado por 150 cooperativas agropecuarias, que junto a los 50.000 productores que agrupan, consolidan una parte fundamental de la cadena agroindustrial argentina.

Las 150 cooperativas, con sus casas centrales y sucursales, se encuentran presentes en más de 600 localidades, de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Entre Ríos, La Pampa, Río Negro, Santa Fe y Santiago del Estero.

Con la firme convicción y decisión de avanzar en un proyecto que ofrezca una solución medioambiental concreta en relación a la generación de residuos plásticos derivados de la producción agrícola y ganadera, principalmente silosbolsa usados y envases de fitosanitarios, ACA estableció una planta de reciclado de silosbolsa y envases plásticos, que comenzó a funcionar a mediados del año pasado en el Parque Industrial de la ciudad de Cañada de Gómez, en el centro-sur de la provincia de Santa Fe.                               

Gran inversión y mucho trabajo

La planta que está operativa desde el 20 de julio del año pasado y fue inaugurada oficialmente once días después con producción industrial, cuenta con una capacidad de procesamiento de 7.000 toneladas de plásticos por año, para reutilizar el polietileno en otras industrias, ofreciendo de esta manera materia prima plástica al mercado.

Con una inversión de 8.000.000 de dólares (incluyendo el costo del predio), la Planta de Recupero de Residuos Plásticos (PPRP) de ACA ocupa a 20 personas en forma directa, y otras tantas indirectamente, a los que luego se sumarán más operarios cuando, dentro de tres años, alcance la máxima capacidad operativa.

Para conocer en detalle sus características, Nuevo ABC Rural dialogó con su gerente Flavio Luetto, visitando y recorriendo la misma guiados por Pablo Carullo, su responsable comercial e Iván Litvinov, jefe de planta.

Recuperar el plástico que envía al mercado el sistema cooperativo

“La idea nació hace dos años, cuando ACA se impuso lograr un balance más sincero en la generación de residuos plásticos de su sistema cooperativo, que libera 7.000 toneladas al año entre silosbolsa y bidones, recuperando esa misma cantidad de plástico que envía al mercado. De esta forma, el polietileno recuperado puede ser utilizado para otros fines industriales, alargando así el ciclo de vida del plástico de origen, retirándolo del ambiente”, manifestó Luetto. “Es muy importante el ahorro de divisas, por lograrse un plástico virgen que hoy se importa, y también representa ahorro de energía, ya que no se consume gas para producir ese plástico”, destacó.

Asimismo, informó que “la planta se localizó en un predio de nueve hectáreas, de las cuales dos se utilizaron para la planta industrial, compuesta por oficina, depósito de almacenaje de producto terminado, nave industrial y planta de tratamiento de efluentes, ya que el agua necesaria para el lavado se reutiliza”.

Objetivo de ubicación de la planta y forma de trabajo

Sobre el objetivo de la ubicación del establecimiento, el entrevistado indicó que “se buscó minimizar los costos de transporte de los bidones y silosbolsa usados -ya que la región agrícola núcleo es la de mayor generación de estos residuos- y además lograr un transporte más ágil y seguro a través de la posibilidad que brinda la autopista Rosario-Córdoba”.

Desde ACA, aseguran que la PPRP se encuentra equipada con tecnología europea de última generación, para poder procesar eficientemente bidones de fitosanitarios y silosbolsa usados.

“El proceso de recuperación de los plásticos consiste, en primer lugar, en recolectarlos desde el campo y luego transportarlos a la planta de tratamiento”, comentó Luetto. “En segundo término, una vez en la planta, mediante los procesos de trituración, lavado, secado y extrusión, se terminarán obteniendo pellets de plástico recuperado que serán destinados a otras industrias consumidoras”, continuó.

Del campo al acopio y luego a la planta industrial

Para optimizar la recolección, desde ACA se informó que el productor debería llevar los residuos plásticos hasta el acopio transitorio de la cooperativa o planta de acopio para luego coordinar la logística de envío a la planta industrial. Además, indicaron que existen recolectores externos a través de los cuales es posible tercerizar la recolección y en forma directa abastecer a la planta industrial.

“Los centros de acopio transitorio se establecerán en las cooperativas y sitios de ACA, los que deberán destinar un espacio adecuado para el acopio de silosbolsa usados, cuyas dimensiones dependerán del volumen de recepción y la frecuencia de despacho hacia la planta de recupero”, explicó el entrevistado.

En cuanto a la logística para recuperar los envases de fitosanitarios, si bien hay una ley nacional, aún falta el decreto reglamentario para que entre en vigor. “Estimamos que durante 2018 será obligatoria la recuperación de envases de fitosanitarios y la planta industrial de ACA ubicada en Cañada de Gómez recibirá los bidones plásticos usados, provenientes de los centros de acopios transitorios, los que entregará el productor con el correspondiente triple lavado”, indicó Luetto.

Convenios con Bomberos Voluntarios, escuelas y hospitales

El gerente de la nueva planta, señaló que “si bien el productor está muy entusiasmado con este proyecto, tiene sus lógicas dudas en cuanto a la disposición del residuo, ya que hay que acondicionarlo adecuadamente para que se pueda retirar del campo, lo que implica un trabajo extra.

“Por lo tanto –informó- en cada una de las zonas realizamos convenios con diferentes instituciones intermedias de las diferentes localidades de influencia de ACA, como Bomberos Voluntarios, escuelas y hospitales, de modo que por tomarse el trabajo de ir al campo a limpiar ese residuo, acondicionarlo y traerlo a la planta, le donamos el beneficio económico de ese plástico recuperado, siendo muy beneficioso para ambas partes”.

En esa línea de trabajo, Luetto contó que “un ejemplo de este gran trabajo en conjunto es Cotagro, una cooperativa de la localidad de General Cabrera, Córdoba, que logró un impacto social muy grande en la zona a través de estos convenios con numerosas instituciones, las que pudieron lograr un ingreso económico muy importante para reforzar su habitual funcionamiento”. 

Consultado sobre los objetivos de este proyecto, Luetto dijo que a corto plazo se busca que la planta sea rentable, y a largo plazo lograr duplicar la capacidad de procesamiento llevándola de 7.000 a 15.000 toneladas.

Gran importancia a nivel ambiental, social y económico

En definitiva, a través de este emprendimiento, ACA se convierte en la primera empresa que produce y distribuye fitosanitarios y silosbolsa, y que al mismo tiempo recupera los envases vacíos. 
El Compromiso Sustentable Cooperativo de ACA, tiene gran importancia a nivel ambiental, social y económico:

– Recupero de residuos plásticos.

– Puesta en valor de un residuo como nueva materia prima.

– Extensión del ciclo de vida del plástico usado.

– Reducción de la huella de carbono (ahorro 25.400 ton. de CO2 por año).

– Captura de agua de lluvia para el proceso de recupero.

– Ahorro en el consumo de energía.

– Preservación del ambiente, suelos y cursos de agua.

– Creación de puestos de trabajo.

ENVIÁ TU COMENTARIO

Ingresá tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí